Morena impulsa ley mordaza a consejeros; plantea reforma legal

0
158

 

*El senador Martí Batres busca impedir que hagan expresiones públicas en materia política y electoral

CIUDAD DE MÉXICO.- El grupo parlamentario de Morena en el Senado presentó una propuesta de reforma legal para impedir que los consejeros del Instituto Nacional Electoral hagan expresiones públicas en materia política y electoral, porque considera que al hablar benefician a algunos contendientes electorales y perjudican a otros, por lo que es necesario aplicar una mordaza al árbitro electoral.

“Tenemos unos consejeros que son candidatos a algo. Todavía no sabemos a qué. Son protagonistas. Son dirigentes políticos. Pontifican sobre los problemas del país. Toman partido. Combaten a algunos actores; combaten ideologías; condenan ideologías, se suman a las campañas de odio.

“Y ¿qué hacen en el INE? Ni Lorenzo ni Ciro deberían estar en el INE, forman parte de un grupo político, el Instituto para la Transición Democrática, fundado por José Woldenberg. Formen su partido, peleen por su registro, obtengan sus votos, pero no se estén apropiando de un órgano que debe ser imparcial”, expresó Martí Batres al presentar la propuesta formal.

Apoyada por sus compañeras y compañeros de bancada, quienes pidieron adherirse a ella, la iniciativa establece adicionar el numeral dos del artículo 35 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

“En todo momento las consejeras y consejeros electorales deberán abstenerse de realizar conductas y emitir opiniones que impliquen favorecer o perjudicar a las personas candidatas y/o a los partidos políticos, afectando la equidad de la contienda electoral y vulnerando con ello el principio de imparcialidad. Sus actuaciones y desempeño se llevarán a cabo observando estrictamente los principios constitucionales señalados en el párrafo anterior”, dice su propuesta.

Durante la presentación de su iniciativa, que realizó a distancia, dado que la sesión de la Comisión Permanente fue virtual, Martí Batres expresó que “por desgracia, tenemos un Instituto Nacional Electoral que parece más un partido político que un órgano electoral imparcial sin compromiso con ninguna de las fuerzas políticas contendientes.

“Tanto el presidente del Instituto Nacional Electoral, como otros consejeros, han incurrido sistemáticamente en un conjunto de declaraciones y acciones, con el objetivo de inclinar la balanza a favor de cierta coalición de fuerzas políticas y en contra de otra coalición de fuerzas políticas”, señaló Martí Batres.