¡¡¡“ANDRÉS… YA CHOLE”!!!

0
192

Por Alberto Woolrich*

 

Cuando se estudia, analiza y profundiza en la historia jurídica de nuestra Patria, bien llama la atención el hecho de que casi la totalidad de los procesos y causas criminales de traición, relevancia o abundancia económica, que marcaron a perpetuidad al neoliberalismo, fueron defendidos, intervenidos, propiciados o litigados por abogados muy vinculados con el ahora llamado “Cartel del Poder”, representado por los “Betos” y los “Collados”. Por tanto podemos acertar diciendo que la historia del imperio de la corrupción fue política, jurídica y policiaca (por aquello de García Luna).

Bajo el imperio de la corrupción que vejó y pisoteó a nuestra Constitución, algunos abogados sin escrúpulos y carentes de ética profesional ab initio colaboraron para celebrar alianzas, pactos y convenios con la delincuencia organizada y el narcotráfico a fin de descender aviones en la Cuenca del Papaloapan, aún a costa de la vida y salud de mexicanos; el pensamiento de dicha infamia, por largo tiempo dio continuidad y aún perdura dada la servidumbre por alcanzar la riqueza mal habida. Dicha forma de pensar emprendió su marcha y destino con Carlos Salinas de Gortari; los togados corruptos del neoliberalismo mal pensaron y actuaron con la filosofía de que “el que no tranza no avanza”. Creyendo con ello descubrir una riqueza bien lograda y por tanto tiempo esperada y anhelada.

La Constitución parecía ser inaplicable para ellos y el precepto enumerado por el artículo 17 les pareció inadecuado, por lo tanto fácilmente burlado; dicho dispositivo para ellos no tuvo sentido definido, jueces, magistrados, ministros, agentes del Ministerio Público, procuradores y fiscales veían en el referido numeral la antítesis para procurar, impartir y administrar justicia. Cabía y valiá la complicidad con la delincuencia, aún en contra de la resistencia del Foro Independiente, esos abogados carentes de ética y escrúpulos acogieron con singular entusiasmo el espíritu neoliberal y no vacilaron en sostener que la corrupción era necesaria e indispensable porque sostenían al poder y a México; las cuestiones políticas y de justicia, las de libertad de la prensa, de la palabra y el pensamiento eran y resultaban innecesarias.

Servidores públicos se consideraban nuevos Siervos de la Nación y no desperdiciaban la ocasión para defender sus ideas de corrupción y neoliberalismo y en un México de corrupción en el que la mayoría de los togados eran tan apasionados partidarios de obtener gananciales por debajo de la mesa a fin de conquistar completamente la confianza de quienes no  podían esperar llenarse los bolsillos con talegas de denarios.

En ésta Cuarta Transformación de la Nación no ha cejado dicha indignidad por su frecuente inclinación a la AURI SACRA FAMES, pero pertenece en exclusiva al Foro Independiente de la República por su virilidad y vivacidad combatir esa añeja indignidad y defender a la justicia.

Andrés Manuel, muchos dicen y critican con agudeza tu forma de gobernar, expresan que vivimos en una monarquía absoluta disfrazada de democracia. Por lo memos di “ya chole” y demuestra lo contrario, fájate y demuestra que tenemos un gobierno de los llamados “Constitucionales”, los corruptos ya no soportan ni la más mínima oposición; no quieren que su poder sea moderado “ni siquiera por las elecciones”. Su susceptibilidad no tiene paragón……. No entienden de críticas  ….. y bajo su imperio, las cosas siguen igual que en el neoliberalismo, nada acaba en procesos y en sanciones para los narcopolíticos.

Los políticos afines y chapulines de todos los partidos pretenden conquistar con nuestro voto lo indebido y para conquistarlo con todos los honores de las elecciones se siguen gastando nuestro dinero.

Así pues, “ya chole” Andrés Manuel, ya hay que defender a nuestra Constitución, a nuestra dignidad, a nuestra justicia, debes pensar ya en la defensa de nuestro México, ya ataca a las ovejas descarriadas y no a los pastores.

La causa de México es la de todo el Foro Independiente de la República y cuando se trata de México, todos, exclamamos “ya chole “ mejor combate a la narcopolítica para gloria y honor de México. En verdad Andrés Manuel “ya chole”, por encima del honor de defender, tolerar y apapachar al “cartel del poder”, sólo existe el honor que os está reservado, que es el ordenar encarcelar y para ello exhibiremos nosotros los abogados, las pruebas contundentes para lograr que ese poderoso cártel de la narcopolítica sea puesto en las celdas que le corresponden, eso sería ordenar con acierto.

 

¿Ustedes que opinan?. Ya chole verdad…

 

Lic. Alberto Woolrich Ortíz*

Presidente de la Academia de

Derecho Penal del Colegio de Abogados de México, A.C..