Participar en la reconstrucción del país, tarea de todos: José Isabel Vela

0
105

 

Aguascalientes, Ags.- Las guerras no son ciencia ficción, como tampoco los ataques a la vida, la fe y la familia que en México parecen  ser el pan de cada día, como tampoco la insana descalificación desde el poder público federal, a quienes se dedican a construir, a producir e informar con responsabilidad, expresó el comunicador José Isabel Vela Pérez luego del encuentro que sostuvo con el Obispo de la Diócesis Juan Espinoza Jiménez.

El jerarca de la Iglesia Católica local destacó su beneplácito tras recibir copia del título del Doctorado Honoris Causa que habría recibido el escritor, al igual que la preciada medalla y la distinción correspondiente, lo que es un logro más para Aguascalientes y la región, sobre todo porque no se tiene antecedentes de que alguien de esta tierra haya recibido las tres, menos  en una misma ceremonia.

De la misma manera Espinoza Jiménez recibió copia del mensaje que dirigió Vela Pérez y que fue el detonante para obtener la referida Distinción.

Preció que hoy vivimos en nuestra Patria acontecimientos en que imperan la violencia y la muerte: que generan temor, miedo e impotencia, pero que debemos tener bien claro y estar conscientes de que ello se debe también a la pobreza, a la falta de oportunidades, a la corrupción, a la impunidad, a la falta de calidad en la educación, a la deficiente procuración de justicia y, sobre todo, al credo que hoy impera entre muchos mexicanos, que se esfuerzan por vivir para acumular bienes y poder en el menos tiempo posible, sin importar que se lesionen los derechos de los demás.

Este rostro de México, dijo, ha sido en gran parte provocado por la ausencia de vivir los valores tales como el respeto a la vida, a la propiedad ajena, a la honestidad, esfuerzo y solidaridad, entre otros, por lo que instó a trabajar juntos por un rostro más justo, solidario y humano.

DAR A DIOS LO QUE ES DE DIOS, NO ES UN ASUNTO PRIVADO

Tras referir de cómo desarrollar esos valores desde la escuela y la familia, en cuyas acciones debe estar siempre el hombre como centro, recordó lo expresado por don Carlos Abascal Carranza en la ceremonia en la que recibiera también el Doctorado Honoris Causa por parte de la Universidad Anáhuac, y que fue el último que dirigió, cuando destacó que dar a Dios lo que es de Dios no es un asunto privado, sino un tema personal, porque la fe no se le impone a nadie.

SAN JUAN PABLO II

Vela Pérez hizo especial referencia al tema de la educación, que es el arma más poderosa para cambiar al mundo, sabedores de que el enemigo a vencer es la ignorancia.

Y en esta línea se refirió a la visita que el 8 de mayo de 1990 realizó por Aguascalientes el hoy San Juan Pablo II, quien dijo entonces:

“El mejor método de educación es el amor a vuestros alumnos, vuestra autoridad moral, los valores que encarnáis. Este es el gran compromiso que asumís, antes que nada, ante vuestra conciencia. Sabéis que no podéis transmitir a vuestros alumnos una imagen decepcionante del propio país; debéis enseñarles a amarlo fomentando aquellas virtudes y al legítimo orgullo de la propia historia y cultura”.

Coincidiría en señalar que educar es tarea de todos.

“Estoy convencido de que hoy lo que más duele no es el fuego destructivo de la violencia que vivimos, sino la fría indiferencia de nosotros ante esta realidad”, señaló al hacer alusión de que cada vez perdemos nuestra capacidad de asombro y pareciera acostumbrarnos a vivir en medio de la violencia y la ausencia de valores cuando tenemos la oportunidad de construir juntos un mejor futuro para Aguascalientes y México como país.