Quieren Morenistas la Renuncia de Mario Delgado

0
71

 

*Baja California, Panistas Embozados la Gobiernan

*Ahijado de Felipe Calderón Persigue a los de Morena

 

Argonmexico / ¿La iglesia en manos de Lutero?… El grupo disidente Convención Nacional Morenista (CNM) que integran destacados militantes y simpatizantes del partido guinda, ha anunciado que iniciaría acciones jurídicas para obligar al CEN a emitir una nueva convocatoria que se apegue a los estatutos de Morena.

Al grito de “¡Fuera!”, durante un acto político efectuado el 25 de junio pasado en el Club de Periodistas de México, integrantes de la CNM pidieron la remoción de Mario Delgado y Citlalli Hernández a la presidencia nacional y a la Secretaria General del partido, respectivamente; al acusarlos de crear una cúpula en el partido.

John Ackerman, representante de dicho grupo, acusó a la dirigencia de Morena de consolidar un control autoritario desde la cúpula del partido a través de sus congresos. Y que la dirigencia actual ha traicionado a la militancia e intenta dar un golpe de estado técnico con la intención de perpetuarse en el poder.

Peor aún, Mario Delgado ha insistido ante los medios que “habrá una renovación interna del partido incluyendo a congresistas y comités ejecutivos estatales”, lo cual le ha echado leña al fuego al considerar que aumenta la cólera en militantes del partido guinda.

Carlos Figueroa, secretario de Derechos Humanos del CEN de Morena alertó: “…implicaciones que ponen en riesgo a Morena como el partido que soñamos los que comenzamos, no los que vinieron cuando Morena ya era un baluarte ganador de la cuarta transformación; sino esos que hacía meses nos estaban atacando y ahora resulta que son más obradoristas que cualquiera de nosotros”.

El caso Baja California: Carlos Alberto Torres Torres, contrajo matrimonio por segunda vez el 20 de septiembre de 2019, ahora con Marina del Pilar Ávila Olmeda, cuando la exalcaldesa de Mexicali ya era gobernadora electa de la entidad.

Trayectoria política de Carlos Torres: De 1996 al año 2000 fue secretario de Acción Juvenil del PAN en Baja California, y luego secretario nacional de dicho grupo. De 2003 a 2004 presidió Juventud Demócrata Cristiana de América Latina, organismo perteneciente a la conservadora y derechista ODCA (Organización Demócrata Cristiana de América).

Diputado federal suplente de 2003 a 2006, también elegido propietario por el principio de representación proporcional de 2006 a 2009, cuando ocupó los cargos de miembro de las comisiones de Juventud y Deporte y de Seguridad Pública; además de la especial de Promoción de Acceso Digital a los Mexicanos.

Después de su primera boda registrada el 11 de abril de 2010 (catalogada como política por sus padrinos, el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa y su esposa Margarita Zavala), Carlos Torres fue postulado candidato a Presidente Municipal de Tijuana por PAN, Nueva Alianza y PES; pero fue derrotado por el priista Carlos Bustamante Anchondo.

En 2013 fue Director General del Régimen de Protección Social en Salud de Baja California (Seguro Popular). Luego asumió una diputación local en la XXII Legislatura de Baja California, donde operó que con otros siete panistas se aprobara la reforma en la Constitución estatal que amplió de 2 a 5 años el período de gobierno del morenista Jaime Bonilla Valdez.

Ello sirvió de motivo para justificar su expulsión del PAN en 2019, y de inmediato se afilio a Morena, no obstante, nunca abandonó su sentimiento blanquiazul. A menos de un año de que Marina del Pilar asumió el mando estatal, en los corrillos políticos de la entidad fronteriza se comenta que el “primer Damo de Baja California” ostenta el poder tras el trono.

Nadie niega que Ávila Olmeda es la gobernadora, pero quien manda es su marido. Toda decisión para conceder contratos o realizar compras en el gobierno estatal sólo puede ser “autorizado” por los altos funcionarios “panistas” que Carlos ha colocado en los cargos en que ha tenido que desplazar a verdaderos morenistas. Todo, incluso el emprender hasta una persecución judicial contra ellos.

Aquí estriba el reclamo de fundadores y militantes comprometidos con Morena y con llevar adelante la Cuarta Transformación, porque culpan a Mario Delgado de haber cedido el gobierno del estado de Baja California al panismo embozado que encabeza Carlos Alberto Torres Torres. “Le ha dado por admitir en Morena y entregar cargos de elección a la basura de los otros partidos”.

Estando al servicio del último gobernador panista de Baja California, Kiko Vega, Carlos Torres se convirtió en diputado local por el distrito XIII en la XXIII legislatura. En 2016 afirmó ante la prensa: “Seremos los principales promotores del plan de desarrollo de Kiko Vega”.

También fue él quien maquinó a favor de Vega termas que hicieron enfurecer a los bajacalifornianos, como la llamada “Ley-del-agua-de-Kiko-Vega”, la cual representaba un aumento en el cobro del servicio, y la asociación-público-privado que generaría al estado una deuda por décadas; así como el repudiado programa estatal de reemplacamiento.

Pero de regreso al tema inicial de Mario Delgado, es claro que el hecho de que Morena perdiera la mayoría en la Cámara de Diputados a la LV Legislatura, generó que las iniciativas presidenciales para cambios constitucionales se vean obstaculizadas porque Morena y sus partidos aliados no alcancen en San Lázaro las dos terceras partes que se requiere para ello.

Incluso también se advierte que, en las elecciones de este 2022 para relevar a los gobiernos de seis estados de la República, el sello Morena ha contado todavía por un lado con la fuerza popular de Andrés Manuel López Obrador; sin desdeñar el arrastre social que tienen las y los abanderados de Morena en Quintana Roo, Hidalgo, Oaxaca y Tamaulipas.

Y si se considera que las pésimas decisiones de Delgado Carrillo laceran la constancia de miles de morenistas en Baja California, Durango, Aguascalientes, Yucatán, Querétaro, Chihuahua, Nuevo León y otros estados; la presión social de la CNM debe ser tan intensa que le evite acompañar a la candidata a gobernar el Estado de México y al de Coahuila. El indio alegre, y le dan maracas…

 

Relevos 2022… en Aguascalientes, la panista Tere Jiménez asumirá el mando el 1 de diciembre; Durango, el priísta Esteban Villegas el 15 de septiembre; así como los morenistas: Julio Menchaca en Hidalgo, 5 de septiembre; el petista Salomón Jara Oaxaca, 1 de diciembre; Tamaulipas, Américo Villarreal 1 de octubre, aunque no quiera García Cabeza de Vaca; y Quintana Roo, Mara Lezama el 25 de septiembre. Y en estos cuatro casos no gobernarán panistas encubiertos…