Nuevos ataques a iglesias católicas, centros de embarazo y un monumento provida en EEUU

0
184

Uno de estos fue el centro de embarazo LifeChoice en Winter Haven, Florida, en cuya fachada se pintaron grafitis a favor del aborto.

La directora de desarrollo de LifeChoices, Lyndsy Flanagan, dijo el martes a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que un pastor local alertó el domingo a la clínica sobre los daños. Una comunidad de la iglesia local, Winter Haven Worship Center, se ofreció a pintar el lunes todo el edificio el lunes, dijo Flanagan.

La directora dijo que los vándalos también pintaron sobre las cámaras de seguridad y el letrero de la clínica. Asimismo, indicó que los daños se calculan entre los tres mil y cuatro mil dólares.

Los atacantes, que han sido captados en video, escribieron frases como “La venganza de Jane”, “Jane estuvo aquí”, “Aborto para todos”, “Se acabó tu tiempo”, “Vamos por ti”, “Estamos en todas partes”, así como símbolos y expresiones anarquistas.

Flanagan no puede dar más información por pedido del FBI hasta que termine la investigación. “Nos pidieron que no hablemos sobre ninguno de los detalles involucrados en el video hasta que se complete la investigación”, dijo.

“Debido a que es un grupo nacional el que creen que podría estar involucrado en esto, nos piden que tratemos con mucha cautela todos los detalles sobre lo que tenemos conocimiento en base al video para que podamos continuar con la investigación”, añadió.

Por su parte, Karissa Lundstrom, quien dirige el Centro de Embarazo Heart to Heart en Cortez, Colorado, dijo a CNA que su clínica fue desfigurada con un grafiti a favor del aborto el fin de semana.

Iglesias también fueron objetivos de ataques

El 27 de junio, tres días después del fallo de la Corte Suprema, se descubrió un grafiti a favor del aborto en las puertas de la iglesia de la Ascensión, en Manhattan.

Joseph Zwilling, director de comunicaciones de la Arquidiócesis de Nueva York, dijo que “cualquier acto de vandalismo o violencia contra cualquier lugar de culto debe ser condenado, particularmente cuando dicho vandalismo es el resultado del odio a esa religión”.

 

“Afortunadamente, gracias al buen trabajo de la policía de Nueva York y los departamentos de policía locales, y las medidas de seguridad que la Arquidiócesis alentó tomar a las parroquias, parece que este es el único acto de vandalismo contra una iglesia en la Arquidiócesis después de la decisión Dobbs”, indicó, en referencia al fallo Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization.

La iglesia católica de St. Anthony en Renton, en Washington, también fue atacada. En las primeras horas del 25 de junio sus ventanas fueron rotas y en la fachada se escribieron consignas a favor del aborto.

Dean Savelli, el administrador de las instalaciones de la iglesia, le dijo a CNA que tres vándalos pintarrajearon el frente de la iglesia con dos grafitis que decían “Los abortos salvan vidas”. Además, destruyeron tres de las cinco cerraduras del templo. Indicó que el costo de los daños asciende a entre 25 mil y 30 mil dólares.

Por su parte, Richard Garnett, de South Bend, Indiana, relató a CNA que el 25 de junio vio que una cruz conmemorativa a los bebés no nacidos a causa del aborto fue dañada con un grafiti a favor de esta práctica.

En la cruz blanca hay un lema que dice “En memoria de los niños abortados”, con un corazón rojo. Sin embargo, los atacantes tacharon el mensaje provida con un lema proaborto.