Nuevo atraco de Caasa/Veolia en Aguascalientes; emplea otros métodos para cobrar 4 veces más

0
423

Aguascalientes, Ags.-. Otro golpe a la economía familiar se perpetró en contra de los usuarios del servicio del agua potable en Aguascalientes, al aumentar hasta cinco veces el recibo, esta vez en base a otra estrategia de mercadotecnia por un supuesto “alto consumo”.

A través de una serie de medidas, la empresa concesionaria Caasa/Veolia habría cometido una serie de abusos, entre ellos la firma de convenios al llegar recibos altos y que por supuesto no se cumplían; otra más, aplicar tarifas hasta de 20 mil pesos o más, sin importar que no hubiera medidor o que el servicio estuviera cortado desde un año antes.

La tercera, provocar a la ciudadanía con trámites y requisitos para cansarlos y, finalmente obligarlos a pagar la cantidad que se expresa en los recibos.

Personal de la concesionaria habría sido capacitado para responderle a los afectados que debería haber una fuga que por eso es alto el recibo.

A FUTURO se acercaron familias afectadas y como ejemplo citaron que de 211 pesos que pagaban, ahora el recibo les llegó de 976 pesos.

Mientras tanto, en donde aparece “notificaciones importantes” aparece con letras en negro y grandes “¡ALTO CONSUMO!” y se lee:

“Estimado usuario, su servicio de agua ha registrado un consumo inusual, posiblemente originado por alguna fuga, le solicitamos verifique sus instalaciones y en caso de reparación o disminuir su consumo se le aplicará un descuento por fuga de $357.42 pesos, cualquier duda o aclaración le solicitamos comunicarse al call center o en su caso a la oficina de atención al público”.

Sin embargo, al comunicarse al call center, se escucha una grabación y no se tiene respuesta, mientras que al acudir a las oficinas de Caasa/Veolia tienen que formarse hasta por una hora o más, y al llegar se le explica a la persona que atiende que, lejos de subir el consumo, en las tres semanas inmediatas anteriores, se utilizó el mínimo de agua por quedar en desuso la lavadora, además de que mucho menos existía la supuesta fuga a que se hace referencia.

Seguidamente, se pidió que se verificaría la toma domiciliaria al día siguiente, sin encontrar respuesta afirmativa, para finalmente exigir el pago del importe total de los 976 pesos con la advertencia de que no hacerlo representaría “la autorización para su corte del servicio”.

Finalmente en Ccapama se solicitó una revisión del caso, y al igual que con la concesionaria, personal expuso que “lo más probable es que tenga una fuga en su casa”, por lo que tampoco se atendió dicha queja, a la vez que se calificó esta acción como “otro artero robo de la concesionaria”.

Nuevamente las familias usuarias del servicio del agua potable en Aguascalientes se mantienen a merced de los intereses de dicha empresa, con la complicidad de las autoridades en turno, sin omitir a síndicos, regidores y legisladores que se han negado a intervenir a pesar de la serie de abusos que ha cometido dicha empresa.