Basta de ocurrencias ideológicas en la educación de nuestros hijos: CitizenGO

0
110
 

CDMX.-En la 4T la Educación es para los cuates… Los libros de texto están en manos de Marx Arriaga, un doctor en Filología Hispánica amigo de la esposa del presidente. No es por pedagogo; es por su enlace con Beatriz…

Arriaga forma parte de la corte de intelectuales orgánicos del régimen AMLO más preocupados en adoctrinar a nuestros niños que en ofrecerles una educación de calidad.

Su carrera no ha tenido nada que ver con la Educación o los libros de texto, sino con su amistad con Beatriz Gutiérrez Müller, pareja de AMLO, a quien reseñaba hace años.

El 4 de diciembre de 2018 fue designado como director general de Bibliotecas Públicas, dependiente de la secretaría de Cultura. Esto es lo que dijo en su tuiter:

“Deseo colmar las expectativas que @BeatrizGMuller y @alefrausto han confiado”

¿Sabes lo que le respondió la ahora esposa del presidente? Mayor alabanza es imposible:

“Tu sensibilidad, tu preparación, tu inmensa cultura, tu fina elocuencia, tus premios, certificaciones y altos reconocimientos, te sitúan en el lugar indicado para esa encomienda”

A Arriaga lo terminaron corriendo por los conflictos que generó y le nombraron director de Materiales Educativos de la SEP.

Y ahora tuvo la sorpresiva ocurrencia de cambiar los contenidos de los libros de texto en un proceso opaco, sin un proceso pedagógico…

Escribe ahora al presidente y pídele que ponga orden:

AMLO: la educación no es cosa de cuates ni de cuotas, sino de todos y de futuro. ¡Basta de ocurrencias!

Hacerlo peor es imposible. En primer lugar por la opacidad y la falta de transparencia. En segundo lugar por la falta de consenso con los padres de familia, los primeros interesados y los “prioritarios” en la educación de nuestros niños, según la Convención Americana de Derechos Humanos.

Y en tercer lugar por lo chapucero del proceso: anunció 15 reformas, sólo ha concluido dos. En lugar de buscar expertos, optó por un método asambleario que garantiza un ‘libro Frankenstein’. Y todo eso sin presupuesto, sin procedimiento ni planificación.

¡Los experimentos con agua carbonatada, no con nuestros hijos!

Mil gracias por defender la educación de nuestros hijos. Un saludo,

Héctor Moreno, Luis Losada y todo el equipo de CitizenGO

PD. Si ya participaste en esta campaña, ¿podrías compartirla por guasap o en tu face para que más gente se sume?

Aquí está el correo electrónico que te enviamos sobre éste tema:

Marxista militante pretende modificar los libros de texto gratuitos sin contar con los padres

¡Quieren adoctrinar a nuestros hijos!

Y además, con ‘chapuza’, en lo oscurito y sin control

El asunto está siendo investigado por la Justicia

¡Presidente: ponga orden!

FIRMA LA PETICIÓN

Aberrante…. (destinatario)

No es la expresión de un militante comunista… ¡es la premisa del responsable de rediseñar el contenido de los libros de texto para nuestros hijos!

Marx (sí, como el padre del comunismo) Arriaga Navarro no es educador, ni pedagogo, es un estudioso de la escritura -filólogo- que para cambiar los contenidos… ¡se inspira en un crítico literario y filósofo del lenguaje soviético: Mijail Bajtin!

Bajo esos criterios y en lo oscurito están rediseñando los libros de texto de primaria y secundaria.

Pídele al Presidente López Obrador que respete la Constitución: no más ideologías ni ocurrencias en los libros de texto:

¡Presidente: Basta de ocurrencias ideológicas en la educación de nuestros hijos!

¿Recuerdas que el año pasado te contamos que el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro era un defensor abierto del marxismo y del Partido Comunista?

Pues ahora el responsable de los libros de texto se revela como un marxista… además de iletrado.

Marx dio una conferencia virtual en días pasados: “Formación de docentes lectores en la escuela normal”, organizado por la Escuela Normal de San Felipe del Progreso.

Y durante dos horas habló sobre los “beneficios” del rediseño de los libros de texto gratuitos.

Ahí dijo que la lectura debe fomentar las relaciones sociales en donde no se trate de un acto individualista de goce, sino un análisis profundo sobre las semejanzas y diferencias con los demás para formar a sujetos críticos “que busquen la emancipación de sus pueblos”. Bla, bla, bla.

Y para rematar, mira lo que dijo el responsable de los libros de texto de nuestros niños:

“Si se asume la lectura como goce personal se creará un caldo de cultivo formidable para que la nueva derecha educativa pueda plantear un esquema económico de la educación que genera grandes dividendos para unos cuantos a costa de una sociedad desinformada y marginada”.

¿Se puede ser más ideológico, radical e intolerante?

¡Los tenemos que frenar! La organización Suma por la Educación ya ganó un Amparo para que la autoridad judicial revise que los contenidos de los libros de texto se apeguen a lo que dicta la Constitución: sin ideologías ni política:

Presidente López Obrador: respete la Constitución; no más ideologías ni ocurrencias en los libros de texto

Es lo de siempre de la izquierda radicalizada: ¡pretenden el alma de los niños!

Se olvidan que la Convención Americana de Derechos Humanos consagra el derecho PREFERENTE en la educación de los hijos.

Y se olvidan que todos los tratados internacionales de Derechos Humanos consagran también el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus principios y valores.

¿Quieres recordárselo al presidente López Obrador?

Presidente: ¡respete el derecho de los padres a educar a nuestros hijos!

Gracias por defender una educación sin ideologías

Héctor Moreno, Luis Losada y todo el equipo de CitizenGO

PD: El ‘responsable’ de los libros de texto de nuestros hijos es un radical intolerante. ¡Defiende una educación libre de ideologías!

Para más información:

Aquí puedes leer el Amparo 

Prometieron rediseñar 18 libros y solo terminaron dos: https://www.e-consulta.com/nota/2021-07-18/nacion/ofrecieron-16-nuevos-libros-de-texto-y-solo-terminaron-dos

Marx Arriaga admite el fracaso: https://www.msn.com/es-mx/noticias/mexico/arriaga-de-la-sep-admite-el-fracaso-del-rediseño-de-libros-de-texto/ar-AAKR2r4