El aborto, el asesinato más abominable contra un ser indefenso: Efraín González

0
211

Aguascalientes, Ags.- Ante el avasallamiento de grupos radicales que le apuestan al libertinaje, y que en Aguascalientes anidó desde la administración de Carlos Lozano de la Torre como Gobernador y se hospedó en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) con Mario Andrade Cervantes en Rectoría, líderes de opinión han exhortado a la población a un discernimiento para conocer los alcances que en la sociedad han tenido los planes del lobby gay internacional.

Y es en los últimos seis años cuando la descomposición del tejido social aumentó de manera alarmante, toda vez que contó –aún todavía- con el respaldo de la administración de Martín Orozco Sandoval y del rector Francisco Javier Avelar González, con la intervención de grupos de izquierda cuyos dirigentes llegaron a la entidad procedentes de la ciudad de México, Veracruz y otras entidades, quienes presionaron a las instituciones en aras de una supuesta “libertad” y “nuevos derechos”, entre ellos el “derecho al aborto”, con la falsa promesa de “defender a la mujer”, a la que sin embargo se le denigra y pisotea, aprovechándose de su situación, y en el caso cuando sus propias líderes han alzado la voz, se les persigue.

Lo anterior ha sucedido en todos los ámbitos, municipal, estatal y federal, ordinariamente con el respaldo de legisladores y políticos afines a la “cultura de la muerte”, llevándose de por medio a un gran número de medios de comunicación que han omitido informar con objetividad, al grado de prohibirles hablar de las represalias de que son objeto quienes descubren la verdad, como es el caso reciente de Sara Winter, quien haría una amplia exposición de lo que sucede detrás del aborto y los matrimonios “igualitarios”, además de Amparo Medina, y muchas otras.

En Aguascalientes, ya es “normal” que se den a conocer noticias de que hay tantos abortos y se presuman en los medios como un éxito los “matrimonios del mismo sexo”, y se destaquen esas noticias sensacionalistas que los pro-vidas llaman “sesgadas”, sin ahondar en los verdaderos derechos de las mujeres que aún son anulados porque según los expertos son utilizadas como “simples mercancías”, más allá de los ataques a la Iglesia y la fe católica, a quien se denigra un día y otro también.

 

OPINIÓN CALIFICADA

Uno de los principales líderes de opinión que ha estado al tanto del acontecer de la vida y la familia, además que pugna por los verdaderos derechos de las mujeres, es don Efraín González López, quien externó durante la entrevista exclusiva con FUTURO:

“Para mí, desde muy temprana edad, escuchar la simple palabra ‘aborto’, me causaba mucho malestar; incluso en los abortos naturales causan dolor y sufrimiento a las familias donde esto ocurre, pero hablando llanamente de la privación de la vida a un ser que tiene todo el derecho de vivir y coartarla arteramente, a mi juicio es la peor abominación que pueda cometer el ser humano, ya que es un asesinato artero a la persona más indefensa”.

Y agrega:

“Y si aquí le agregamos el contrasentido ´derecho´ de legalizarlo, esta acción nos coloca en la alarmante posición de una sociedad caduca, sin rumbo y sin sentimientos”.

González López expuso también que: “El sentido común nos dice que el matrimonio sólo debe ser legal entre un hombre y una mujer, que se comprometen a crear una familia con alta responsabilidad para la procreación de nuevos seres humanos”.

Comentaría luego que: “Hablando de las personas que practican la homosexualidad, son seres humanos que ocupan atención especializada en su problemática y logren superarla acatando plena y llanamente el sexo con el que la naturaleza los creo y de esta manera ser parte positiva de una sociedad sana”.

Para finalizar reiteró el llamado a la sociedad primero para que se informe debidamente por los medios confiables, segundo, sobre la necesidad de unirse toda la sociedad para defenderse de los continos ataques en contra de la vida, la fe y la familia, pero sobre todo al hacer hincapié del pecado de omisión, pues incluso hasta legisladores se ostentan como ejemplos y con las autoridad de decidir quien vive o quien muere, en claro atentado a la naturaleza Divina, a sabiendas de que tarde que temprano cada quien habrá de rendir cuentas ante el Creador.