O se enmiendan los errores o el PAN desaparece: Efraín González López

0
277

 

Con apenas 0.02% por encima de lo que pide la ley para seguir como partido político nacional, el PAN abrió las puertas de afiliación a todos los ciudadanos y a aquellos que se “arrepintieron” de votar por Andrés Manuel López Obrador en 2018.

Según datos del Instituto Nacional Electoral (INE), el blanquiazul tiene 233,945 afiliados, es decir, 0.28% del Padrón Electoral Federal, cuando el artículo 10 de la Ley General de Partidos Políticos pide tener 0.26%.

“Invitamos a toda la sociedad a sumarse a nuestro instituto político para que juntos podamos corregir el rumbo del país. Invitamos a toda la gente de bien para que se afilie con nosotros y conozca nuestras propuestas, principios y valores”, dijo el dirigente del PAN, Marko Cortés.

El PAN nació de la sociedad y se debe a la sociedad: Don Efraín González

Para entender mejor lo que pasa dentro del PAN, sus errores y sus retos, FUTURO entrevistó a un experimentado y respetado panista: Efraín González López, quien considera “una aberración” cambiarla el nombre a dicho partido como lo han propuesto politólogos mexicanos y extranjeros que consideran que el PAN ya “envejeció y se corrompió igual o peor que el PRI”.

Señaló que primero hay que recordar que el PAN nació de la sociedad y se debe a ella, pero que tampoco se descarta el surgimiento de otro partido con los mismos principios al blanquiazul si no hay profundos cambios en su interior, en particular en la manera de gobernar y hacer democracia.

“Y además recordemos que todo mexicano al corriente de sus obligaciones, tiene el derecho constitucional de participar en política e impulsar el partido político de su preferencia”, expuso.

Recordó que se dieron de baja a una gran cantidad de miembros activos por supuesto incumplimiento a las obligaciones de ratificación de sus datos personales sobre lo cual no se les daba aviso, y por lo tanto al desconocer la disposición partidaria, “lógicamente no se presentaban y eran dados de baja automáticamente”.

También, “es claro que los grupos de poder dentro del PAN estuvieron manipularon el procedimiento de ingreso a nuevos militantes, con la única intención de engrosar la lista únicamente del grupo dominante, para asegurar el triunfo de sus candidatos en las elecciones internas. Esto propició que el padrón de miembros se redujera al grado de estar a punto de perder el registro”.

 

González López expuso que, ante la inquietud causada por el peligro de que nuestra Nación quedara en poder de gobiernos autoritarios, -ya con la evidencia del mal gobierno de Andrés Manuel López Obrador-, mucha gente buena de la sociedad intentó su ingreso al PAN y por los bloqueos antes señalados les negaron ese derecho”.

De igual forma, “mucha gente buena que pertenecía al PAN fue dada de baja tendenciosamente”.

Es la ambición mezquina e intereses personales que son totalmente contrarios a la doctrina del PAN lo que ha deteriorado su imagen y la unidad interna, agregó.

“La cuenta retroactiva está en mancha, o se enmiendan los errores y se abre la afiliación a todo mimbro de la sociedad en su derecho Inalienable, especialmente a la gente que pueda aportar para aumentar la militancia o el partido desaparece sin remedio”, advirtió.

 

“Como panista deseo sinceramente que volvamos a nuestros principios y ofrezcamos a México la opción limpia y transparente para que nuestro país pueda ofrecer una mejor vida para todos, de lo contrario, tarde que temprano surgirá otro partido creado por la sociedad con los mismos principios y objetivos que dieron origen al nacimiento del PAN en 1939”.

“Lo que se debe de cambiar es la manera de actuar que ha originado la perdida de confianza de los ciudadanos, ya que lo han alejado de los principios y finalidades para los que fue creado y lo han convertido en otro partido ávida de riqueza y de poder”, precisó en referencia no sólo a sus gobernantes, sino también a sus dirigentes y funcionarios, sin omitir a los legisladores.

Y el nombre del Partido Acción Nacional debe prevalecer, porque es “Acción Nacional” y eso lo dice todo, recalcó.

Y a manera de conclusión, González López subrayó que si algo habría que destacar en dicha entrevista, es el pecado de omisión que es aún todavía más grave entre los creyentes, porque ha sido considerado como el más grave ante el escenario que ha vivido y vive el país, pero sobre todo ante los retos del futuro de México, y por supuesto de Aguascalientes, sin hacer a un lado la ignorancia ciudadana.