Quien tiene las letras en la mano y las lleva a la mente, triunfará: Dr. Antonio González Guardado

0
199

Para entender lo que sucede en México, en particular en Aguascalientes, con énfasis en el tema de la salud, habría que entender el contexto, su origen, omisiones y posibles alternativas donde se mezclan lo económico y político y donde la ignorancia pareciera haberse apoderado de la gran mayoría y que le impide acceder a un desarrollo socialmente sustentable.

Tras manifestar lo anterior el Dr. Antonio González Guardado en entrevista exclusiva con FUTURO propuso una reingeniería educativa, en la que se establezca pasar de los 18 a los 20 años la edad para ser adultos, y destinar esos dos años a la preparación cívico-militar con un buen esquema de enseñanza y sueldo decoroso, sin desconocer que grupos políticos se aprovecharon de las circunstancias en los años sesentas “y no vieron que se estaba destruyendo el país”.

Pero este es sólo un planteamiento de muchos que puede haber, y de hecho los hay, para que nuestros jóvenes sean personas de bien y que se aproveche su potencial para un desarrollo nacional y con perspectiva del conocimiento que sea universitario.

En amplia entrevista, el reconocido neurólogo se refirió a la descomposición social que se vive en la entidad, y del porqué tantos suicidios, drogadicción, alcoholismo, desintegración familiar, entre otros, donde es evidente la omisión y el desinterés de quienes toman las decisiones.

Puso en claro que, con quejarnos no vamos a lograr nada, cuando hace falta sumar esfuerzos con quien y donde sea conveniente, sobre todo las áreas del sector salud y social para enfrentar la problemática desde la raíz.

Al principio de la entrevista acotó al señalar que primero habría que preguntarnos: ¿quiénes somos?, ¿a dónde vamos? y con qué fin?.

Por qué y para qué en un proceso estructural y adaptativo.

Cómo encontramos las variables determinantes del desarrollo humano, y cómo hacen un ser socialmente responsable, porque habría que reconocer que nosotros no tenemos un perfil de calidad.

Tras de ello, hizo una amplia exposición sobre la evolución de la humanidad en su desarrollo hacia el conocimiento que a su vez generó herramientas para transformar la naturaleza.

Nos encontramos con el materialismo dialéctico, cuantitativo y cualitativo, como si fueran dos cerebros, y del otro lado, la unidad y lucha de contrario, el ventrículo izquierdo y derecho, con los dos hemisferios presentes.

Pero está la negación de la negación, el ayer y hoy, el tiempo y el espacio con la dialéctica.

El ser humano es un ser físico, químico, ideológico-espiritual y por lo tanto es trascendental, con hijos y familia.

Y es aquí donde entra el concepto familia y otros factores, y para explicarlo mejor desarrolló una exposición centrada en que es la estrella de David, que es un emblema compuesto por dos triángulos equiláteros superpuestos formando una estrella de 6 puntas o hexagrama.

Y explica con detalles la composición donde aparece el cuerpo y la mente en un extremo y al otro, el conocimiento, la naturaleza, la responsabilidad social, y la familia con el factor del bienestar y hasta el sexo, y la necesidad del contrario como elemento complementario, entre el hombre y la mujer.

Luego destacaría: “quien tiene las letras en la mano y las lleva a la mente, triunfara”.

Haría también amplia referencia a la situación de la pobreza que hasta hace unos años representaba el 60 por ciento, al bajo nivel de personas que llega a titularse, a la sociedad dispersa y que en este mosaico es la ignorancia la que predomina y alardea, citando que ya es la cuarta generación de emigrantes que salen hacia Estados Unidos donde residen ahora 35 millones de mexicanos en todo aquel territorio, con 20 años de edad promedio cuando salen.

Pero lamentablemente, también se han ido muchas mentes brillantes que allá logran triunfar porque en México no hay oportunidad, y sólo unos cuantos del grupo de políticos y empresarios, logran entrar en universidades de buen nivel.

No nos enseñaron a educar, solo a apapachar, comentó.

Y se referiría luego a algunos de los principales factores que en Aguascalientes contribuyen a la descomposición social, a saber:

Hacinamiento, ignorancia, marginación, promiscuidad y la pobre calidad de vida que empuja a la drogadicción, tabaquismo, violencia intrafamiliar producto de la falta de equilibrio de las variables determinantes del ser humano socialmente hablando.

Y recordó que el problema mayúsculo de nuestra sociedad es la ignorancia, para mencionar la basura, el agua, la higiene, la ausencia de armonía con el medio ambiente, la industria de la vivienda. Y no menos importante es que el hacinamiento representa el 60 por ciento de la problemática arriba señalada.

Habría que cambiar de fuera hacia adentro, con énfasis en la tecnología que es producto de materia prima exportable de mentes al extranjero.

González Guardado destacó el conocimiento socialmente sustentable y recordó que un mexicano va a Estados Unidos como ciudadano responsable.

Luego relataría un poco de historia, cuando dijo que grupos políticos aprovecharon el entorno tras la segunda guerra mundial y crearon distintas instancias financieras, a partir de los sesentas, de control mundial, como el FMI, BID, Banco Mundial y ahora la OCDE, éste último para tener un mayor control, por lo que ya no fue necesario colonizar físicamente, sino que lo hicieron por medio de ese esquema con intención de ponerle a nuestro país una estrella más aparentemente sin darnos cuenta, por ello la dependencia extrema con Estados Unidos a donde exportamos materias primas y mentes brillantes e importamos tecnología.

México, un país enfermo

Por lo cual tenemos en México el envejecimiento, luego el síndrome metabólico, igual a diabéticos, hipertensos, obesos, etc.

“Somos una sociedad enferma”, destacó al hacer referencia al sistema metabólico, igual a diabéticos, hipertensos, obesos y muchos etcéteras, pero con la ignorancia predominante en muchas áreas, sin omitir la importancia de la basura, del agua, de la higiene, de la armonía ambiental, entre otros.

No se puede hacer un planteamiento sin entender nuestro origen, la pobreza intelectual como destacadamente grave, la educación como primacía, los medios de producción, la estabilidad económica y la salud, por mencionar algunas, pero sin dejar de aspirar a una democracia equilibrada y socialmente responsable, tampoco sin negar en qué situación pisamos como corriente ideológica, porque quienes lo saben son los políticos y empresarios, no la gran mayoría.

Y calificaría el sistema de feudo-capitalismo, en busca de un esquema mas homogéneo en una sociedad tan dispersa como la nuestra.

Hablamos pues, de voluntad y de partir de las preguntas arriba mencionadas, de quiénes somos, a dónde vamos y con qué fin para entender la evolución y hacia dónde vamos, además de considerar lo cualitativo y cuantitativo y el materialismo dialéctico, los dos cerebros y los dos corazones donde muchos coinciden como “unidad y lucha de contrario”; el ventrílocuo izquierdo y derecho, con su función, y los dos hemisferios, con su función.

Pero tomar en cuenta el lóbulo frontal.

Más aún, la negación de la negación, el ayer y hoy, la trascendencia, lo limitado y finito del ser humano, porque finalmente el ser humano es un ser físico, químico, ideológico y social, pero antes espiritual, concluyó.