En Aguascalientes prevalece la “cultura de la muerte” y se desprecia la vida

0
346

Aguascalientes.- Los restos de un bebé de dos o tres días nacido encontrado el mes pasado en el tiradero municipal, y ahora un feto de entre 5 o 6 meses de gestación, debe movernos la conciencia a todos y tomar en cuenta que estamos en una crisis antropológica que requiere del esfuerzo sí de los sacerdotes, pero también de los padres de familia y los medios de comunicación para dejar de impulsar la “cultura de la muerte” que se hace presente en la entidad.

Lo anterior fue expuesto esta mañana en conferencia de prensa que tuvo como finalidad dar a conocer los avances de las actividades en torno a los festejos en honor de la Virgen de la Asunción, y que en particular el caso de la Romero habrá que darse este año pero con ciertas restricciones más allá de los grandes aforos que, “con manga ancha”, permiten las autoridades para grandes eventos.

El Vocero de la Diócesis de Aguascalientes, Rogelio Pedroza González y el presbítero y licenciado Jaime Silva Castañeda, párroco del Señor de las Angustias en Rincón de Romos, éste último en calidad de responsable del comité de cultura, coincidieron en señalar que debe valorarse la vida en su justa dimensión, desde su nacimiento hasta la muerte natural.

Debe tomarse más conciencia sobre la dignidad de las personas, y reflexionar sobre quién es el hombre, pues de no darle el sentido a la vida estaremos en el camino equivocado.

Tenemos que rescatar los valores de la vida, porque también cada ser humano es donde habita el Espíritu Santo, es decir, es sagrado, y esto lo vemos incluso cuando sobre él el sacerdote derrama agua bendita y luego incienso, éste con referencia por su significado.

(Imagen exclusiva de FUTURO)

Dijo el Vocero de la Diócesis que el aborto es sólo una parte de la problemática que vivimos, pero que esto “es general”, porque también habría que hablar der eutanasia.

El ser humano, su cuerpo, no es un animalito u objeto sin valor, pues tiene dignidad.

Lamentó que haya grupos, sin querer mencionarlos por su nombre, que cuando ven tirado un perrito en la calle rodean el Palacio de Gobierno y hacen grandes manifestaciones, mientras que al saberse de un ser humano que es tirado a la basura se dice que “ya es común” o normal, y se ve esta situación con indiferencia por la cultura de la muerte que se hace presente.

Esto es un gran desafío que tenemos que enfrentar sacerdotes, padres de familia y medios de comunicación, con énfasis en la educación y promoción de los valores para rescatar en Aguascalientes la cultura de la vida.

Medidas

Durante la conferencia, el Vocero de Diócesis de Aguascalientes, Rogelio Pedroza González, al destacar que aunque ya se celebren eventos multitudinarios, la Iglesia continuará aplicando acciones para evitar contagios.

“Mientras que en otros foros sí hay manga ancha, nosotros debemos ser responsables y tener pies de plomo (…) aunque ya estemos en semáforo verde no podemos tratar como si no hubiera COVID, no se ha derrotado la pandemia, mientras no se declare que ya no hay pandemia, sí debemos de ser cuidadosos”.