Se documentan arbitrariedades de Caasa/Veolia y nadie actúa en Aguascalientes

0
303

Aguascalientes, Ags.- Quedó documentado el fraude que en contra de los usuarios del servicio del agua potable comete Caasa/Veolia en perjuicio de los usuarios del municipio capital, quienes expresan su angustia e impotencia ante el cierre de las oficinas de Ccapama, en tanto que regidores y diputados locales se muestran omisiones ante los reclamos de la ciudadanía, sin omitir a las autoridades en turno.

Se estima que 8 de cada 10 familias están inconformes por el trato que reciben de esa compañía, y casi en términos similares aparecen quienes por años han sufrido los abusos de la compañía, que mantiene a un buen número de hogares sin el vital líquido, no obstante la situación de la pandemia.

Algunos logran adquirir el envío de una pipa con agua, cuando tienen suerte, y en otras, recurrir a los vecinos para que “les pasen” el agua, dándoles algún pago porque finalmente el servicio es “medido”.

Sin embargo, FUTURO logró documentar esta mañana la impotencia de personas de escasos recursos económicos, quienes acuden con frecuencia a las oficinas de Ccapama en busca de alguna solución a su problema, pero se encuentran con que las puertas están cerradas, y si bien aparece un número al cual hay que llamar para algún descuento automático, muchas de las veces no hay quien conteste.

Pero al lado y dentro del mismo edificio de Ccapama, se encuentra las oficinas de Caasa/Veolia, en donde el personal con tono altanero les dice que lo que aparece en el recibo es lo que consumieron, y por tanto, deben pagar.

Fue posible, documentar, sin embargo, que aún cuando el servicio habría sido suspendido desde febrero del año pasado, los recibos siguen llegando; peor aún, aparece el “historial de consumo” que especifica que, salvo en el mes de diciembre, en todos los demás hubo consumos, por lo que el adeudo ya era de 7,230 pesos.

Acto seguido, se pidió información para que Caasa/Veolia respondiera por escrito cuando cortó el servicio y por qué aparece un supuesto historial, pero hasta el momento no se ha tenido respuesta alguna, en tanto está documentado que la compañía no ha suministrado una sola gota de agua, por lo que las autoridades competentes deberán cuanto antes tomar cartas en el asunto.

Las organizaciones en favor de los usuarios, sin embargo, se mantienen ante la expectativa porque hasta la fecha las instancias correspondientes les han impedido seguir en su lucha.