Usuarios del servicio de agua sufren los peores abusos de Caasa/Veolia

0
534

Aguascalientes, Ags.- En complicidad con el Cabildo de la capital, la concesionaria Caasa/Veolia se muestra ahora más impune y cobra por el servicio de agua que no presta, además de mantener suspendido el servicio en decenas de hogares a quienes les cobra rigurosamente presentándole incluso un historial de consumo que nunca existió, en tanto que se han cerrado las puertas de Ccapama para no atender los múltiples reclamos de la ciudadanía que cada vez son mayores.

Esta mañana el gobernador Martín Orozco Sandoval hizo un serio extrañamiento a las autoridades capitalinas que representa la Alcaldesa María Teresa Jiménez Esquivel durante el programa matutino de “Buenos días Aguascalientes” cuando radioescuchas le exhortaron a intervenir en el tema a pesar de no ser de su competencia.

El jefe del Ejecutivo Estatal dijo estar consciente de la problemática pues con frecuencia escucha este clamor ciudadano durante los recorridos que realiza, pero alertó que el tema del agua es política de Estado y en específico de la concesión que sin duda estará en debate en las campañas políticas por iniciar, porque es mucho lo que habrá de corregir.

No descartó que puedan haber posturas viables, incluso que regrese al municipio o que se otorgue otra concesión, pero que la calidad del agua y el servicio son los temas torales. Incluso calificó de “pésimo” el servicio.

Destacó que el tema habría que ampliarse a los demás municipios, sin omitir que su administración hace lo propio en el tema del agua.

Diferentes medios de comunicación dan cuenta de las arbitrariedades de esta compañía que se jacta de establecer políticas autoritarias, a tal grado que se asesora a su personal para no aceptar error alguno de la compañía, y esto incluye cobros excesivos en viviendas donde viven sólo dos personas, cobros mensuales que se aplican en domicilios donde el servicio fue cortado desde hace un año, además de la escasez del vital líquido en numerosas colonias del centro y periferia de la ciudad de Aguascalientes.

Se comprobó este viernes 5 de febrero que las oficinas de CCpama permanecen cerradas, y aparece una leyenda en donde se indica que llamen a un determinado número para que les hagan descuento, y en primera instancia no contestan en ninguna de la dos extensiones que se indica, y cuando sí sucede, les exigen una serie de requisitos para al final darles un folio, y al llegar el siguiente y posterior recibo resulta que todo fue una farsa.

Por el contrario, se adaptaron unas oficinas de Caasa/Veolia en el inmueble de Capama, en donde el personal sólo se concreta a decir que lo que se indica en el recibo es lo que debe, sin importar si hay o no agua, o incluso si el servicio lleva más de 12 meses suspendido.

Diferentes organizaciones de la sociedad civil han alzado la voz para que se les ponga un alto a los responsables de la concesionaria Caasa/Veolia, pero la ciudadanía se muestra más indefensa que antes porque los miembros del Cabildo ya no atienden en sus oficinas de Palacio Municipal y no se informa del o la regidora responsable de la Comisión respectiva, tampoco de la decisión unilateral de mantener cerradas las oficinas de Cacpama sin opción a escuchar a la población, aún cuando se estima que 7 de cada 10 familias están inconformes y sufren por el mal servicio y arbitrariedades de Caasa/Veolia.