Arquidiócesis respeta cierres por COVID pero celebrará Misa de Navidad con fieles

0
295

 

Tras el anuncio de que el Estado de México pasará al “semáforo” rojo epidemiológico, que permitirá que solo se sigan realizando actividades consideradas como “esenciales”, la Arquidiócesis de Tlalnepantla señaló que las Misas de Navidad y Año Nuevo se realizarán respetando las medidas de sanidad.

En un comunicado publicado el 19 de diciembre, Mons. José Antonio Fernández Hurtado, Arzobispo de Tlalnepantla, dijo que “en este tiempo tan complicado de pandemia y en el que cada día y cada minuto cambian las situaciones y las circunstancias; sabemos la situación tan delicada que vivimos a nivel mundial, nacional y, de manera especial, en la Ciudad de México y en el Estado de México, en donde nos encontramos”.

“En las últimas semanas se han dado un número impresionante de contagios”, señaló.

Alfredo Del Mazo, gobernador del Estado de México, colindante con la Ciudad de México, anunció el paso del semáforo naranja al rojo desde el 19 de diciembre hasta el 10 de enero.

El color rojo implica las mayores restricciones a las actividades públicas. El semáforo epidemiológico fue implementado en junio por el Gobierno de México, y va desde la luz roja, en el que “se permitirán únicamente las actividades económicas esenciales” hasta el verde, que permitirá “todas las actividades, incluidas las escolares”. De forma intermedia se encuentran las luces naranja y amarilla.

En un video mensaje difundido el 18 de diciembre, Del Mazo dijo que con el paso al semáforo rojo “deberán disminuir las actividades para evitar poner en riesgo la salud de todos”, pues “en el último mes ha crecido 40% el número de pacientes que ha requerido atención hospitalaria”.

El Gobernador del Estado de México anunció que desde el 19 de diciembre se suspenden “todas las actividades no esenciales”.

“Hemos tomado esta decisión de manera coordinada con la Ciudad de México y la Secretaría de Salud federal”, señaló.

“Evitemos reuniones, posadas, festejos y cualquier actividad que ponga en riesgo nuestra salud y la de nuestras familias”, añadió.

La Arquidiócesis Primada de México, que atiende pastoralmente la capital del país, anunció el 19 de diciembre que se suspenden todas las Misas con participación de fieles hasta el 10 de enero, pero los templos “continuarán abiertos y al servicio de los fieles, para alentar, con la debida prudencia y según el protocolo establecido, la oración cotidiana que estos tiempos necesitan”.

Por su parte, el Arzobispo de Tlalnepantla señaló que en su arquidiócesis y en toda la provincia eclesiástica “el 19 y 20 de diciembre (sábado y domingo) se podrán realizar los sacramentos ya agendadas previamente y las eucaristías de manera presencial”.

El 24 y el 25, continuó, “se podrán celebrar las misas programadas en cada parroquia de manera presencial con los protocolos sanitarios establecidos y con un aforo del 30% de la capacidad del templo”.

“El 31 de diciembre y 1 de enero de 2021 se podrán celebrar las misas programadas en cada parroquia de manera presencial con los protocolos sanitarios establecidos y con un aforo del 30% de la capacidad del templo”, señaló.

La Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla comprende las diócesis de Cuautitlán, Ecatepec, Izcalli, Netzahualcóyotl, Teotihuacán, Texcoco y Valle de Chalco.

Mons. Fernández Hurtado subrayó que en este tiempo “es muy importante señalar que es algo extraordinario transmitir las celebraciones eucarísticas por los medios digitales a través de las redes sociales y debemos fomentarlas”.

Además, indicó que “los templos permanecerán abiertos todos los días. Recomiendo que en cada templo estén agentes de pastoral para apoyar en los protocolos y en la oración; y de manera especial estén los sacerdotes para acompañar a los feligreses y celebrar el sacramento de la confesión”.

“En la Catedral de Corpus Christi, sede arzobispal de Tlalnepantla, el día 24 de diciembre se celebrará la eucaristía a las 20:00 hrs y será transmitida en vivo por Tv Mexiquense”, dijo.

“Dios nos bendiga y la Virgen de los Remedios nos acompañe y proteja”, concluyó el Prelado.