¿En qué radica el miedo y enojo hacia Antorcha?

0
278

Por Pedro Pérez Gómez

 

Desde hace algunos días, en la prensa nacional, aparecieron notas “informativas”, sobre el congelamiento de cuentas “millonarias” a líderes de la organización Antorcha Campesina; dicha información se “dedujo”, del anuncio que hiciera el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, quien sin presentar prueba alguna del delito a perseguir, el cual según él, y nada más él, porque nadie más tiene conocimiento de esto, los líderes de esta organización recibieron dinero en efectivo mal habido, y por ese motivo se les congelaban sus cuentas. Ha pasado ya más de una semana y, aunque representantes de la organización han pedido por uno y mil medios que se esclarezca esta violación a sus derechos, no han dado ninguna explicación legal y sustentada razonable al atropello cometido contra una de las organizaciones, si no es que la única, que, desde el inicio de su actividad política y organizativa de las capas más pobres en todo el país, ha dejado en claro, ante las dependencias correspondientes su actividad financiera.

 

Antorcha, como se le conoce a nivel nacional, desde su nacimiento supo que se enfrentaría al odio y represión de todo tipo de gobiernos, y caciques que habían hecho y lo siguen haciendo, sus fortunas de la explotación y sufrimiento del pueblo pobre. Es por ese motivo y muchos más, que desde su nacimiento vieron con gran preocupación el tener toda su actividad financiera bien respaldada ante las distintas dependencias de los tres niveles de gobierno. Los reportes de las ganancias obtenidas de cada uno de los negocios que la organización ha venido construyendo durante los 46 años los tiene la Secretaría de Hacienda, Antorcha cuenta con un equipo de personas especialistas en el tema financiero que durante todo este tiempo han cumplido con los requisitos de ley para cualquier tipo de negocio que la organización ha creado en lo largo y ancho del país.

 

Y, aunque todo esto lo sabe de sobre Santiago Nieto y la fiscalía de Puebla, y el mismo Gobernador Miguel Barbosa, de quien se afirma que es la mano que está de tras de toda esta violación a la ley, su único objetivo es hacer quedar mal a la organización ante todo el país, y sobre todo en el estado de Puebla, que es donde tiene el temor más grande de que Antorcha participe en las elecciones del 2021, quitando del poder al gobierno morenista que dicho sea de paso, ha demostrado ser el peor gobierno en la historia de Puebla, y del país entero. Y no lo decimos nosotros, lo han dicho varios medios de comunicación de reconocida trayectoria. Pero, en sí, ¿cuál es el verdadero fondo del problema? Por qué se ataca y se reprime a una organización que con lucha y sacrificio ha apoyado a millones de mexicanos para mejorar sus condiciones de vida, con la gestión y consecución de servicios básicos como luz, agua, drenaje, pavimento, escuelas, canchas, hospitales, y un sin fin de obras que han mejorado la calidad de vida de pueblos, colonias y municipios enteros donde antes de conocer a Antorcha nunca se pensaría en que algún día tendrían ese hospital de primer nivel, esas canchas, escuelas, apoyos a la vivienda, apoyos al campo, etc., Por qué atacar a una organización que educa al pueblo y lo organiza para pelear por un mejor país, por el poder político de su pueblo y mejorar las condiciones de vida de sus familias, si se supone que eso está permitido por la Constitución Política de nuestro país.

 

Precisamente es eso, no es la “corrupción” o “cuentas millonarias” de los líderes y la organización, que como dije líneas arriba, no han probado ni podrán hacerlo, porque no hay nada ilegal en los negocios de Antorcha. Es el miedo al trabajo de concientización, educación y politización de la gente más humilde de nuestro país, es el miedo a que el pueblo abra los ojos y tome conciencia de que la pobreza en la que vive es culpa de la explotación a la que nos tiene sometidos el sistema capitalista de producción, mismo que está protegido por las altas esferas gubernamentales desde hace muchos años, y que no es la excepción con la Cuarta Transformación y Morena en el poder.

 

El estado representado por la clase gobernante, está cumpliendo su función de defensor de la burguesía, está cumpliendo con preservar el poder de los que siempre se han quedado con la tajada más grande de la riqueza en nuestro país, y que aun viendo la miseria en la que se debate la gran mayoría de la población, aun sabiendo con datos precisos el grado de mortalidad por desnutrición, por enfermedad y falta de recursos para comprar medicamentos, el grado de pobreza en el que se encuentra más del 60 por ciento de los mexicanos, aún a sabiendas de todo esto, siguen explotando y exprimiendo cada día más al pueblo de México.

Es esta injusticia la que obligó a hombres y mujeres de las clases más humildes, y que con esfuerzos pudieron educarse poco más que sus padres, a organizarse y conformar el Movimiento Antorchista Nacional, e ir educando y concientizando a sus vecinos, paisanos, y familiares para que, en un tiempo no muy lejano, tener la fuerza numérica suficiente para pelear el poder político, por la vía legal y democrática, de sus pueblos y por qué no, del país entero. Esto es lo que le ha causado tanta urticaria, rabia, y un sin fin de sinónimos con el mismo significado a los gobernantes como Miguel Barbosa en el estado de Puebla, y al perro de ataque de la 4T, Santiago Nieto, quienes idearon un supuesto plan de acción para detener el avance del proyecto antorchista a nivel nacional, o por lo menos de desprestigiar a sus líderes más importantes, para decirle a todo el país, que el proyecto de nación que persigue Antorcha y por el cual se han organizado millones de mexicanos no es otra cosa más que otro caso más de corrupción.

Pero yo desde aquí les digo a estos señores y todos los que están detrás de ellos, que como dice el dicho “el león cree que todos son de su condición”; pero con Antorcha se tendrán que tragar su coraje, pues con todo el lodo, excremento y calumnias que nos quieran imputar, no van a detener la lucha del Movimiento Antorchista Nacional. El pueblo está harto de engaños, circo, maroma y teatro, y ya se dieron cuenta que la 4T también tiene cola que le pisen, sino, qué han dicho del vídeo del hermano incómodo del presidente Andrés Manuel López Obrador, no han dicho ni pío. Y de las declaraciones de Lozoya contra Miguel Barbosa, tampoco dicen pío. Ha ellos son los que se les debe investigar, sobre todo al gobernador de Puebla. Mientras tanto, los antorchistas estamos preparados para resistir esos embates y más, pues sabemos hacia dónde vamos y contra quién o quiénes estamos luchando.