Aumentan Feminicidios en Cuarentena

0
249

*#JusticiaParaDiana: Joven Universitaria, la Víctima

Argonmexico / Desamor en Tiempos de Coronavirus… Durante el primer cuatrimestre de este año se incrementaron los asesinatos dolosos de mujeres, en comparación al mismo periodo de 2019. Y, como ya es común, también en este negativo rubro sobresale el Estado de México, con 38 casos; seguido de Veracruz, con 29; Puebla, 25; Nuevo León, 24; y Ciudad de México, 19.

Así lo revela el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; para añadir que de enero a abril de este 2020 se registraron 987 asesinatos, cuando el año previo fueron 884 esos delitos, con base en las cifras de incidencia delictiva originadas en el Centro Nacional de Información (CNI), con datos de carpetas de investigación iniciadas ante el Ministerio Público en las 32 entidades.

En cuanto a la tasa de feminicidios por cada 100 mil mujeres, expone que Colima encabeza la negra lista con 1.27; después aparece Morelos, con 1.24; Nuevo León, 0.86; San Luis Potosí, 0.75; y Puebla, 0.73. Aunque en el estado de Guanajuato se registraron 172; en Edomex, 95; Chihuahua, 84; Michoacán, 82, y Baja California, 70.

El listado de la tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil mujeres la encabeza Colima, 8.4; Guanajuato, 5.4; Chihuahua, 4.4; Baja California, 3.8; Michoacán, 3.3. Los datos del primer bimestre del año señalan que sólo en dos estados no se presentó una denuncia por este delito: Baja California Sur y Tlaxcala.

Vale anotar que durante el 2019 en el Estado de México se cometieron 122 feminicidios, situación que colocó a esa entidad como la segunda más violenta para las mujeres. Peor aún, en la lista de las 35 ciudades donde más se registran asesinatos por razón de género, las que se encuentran en el Edomex ocupan cinco lugares.

Y ahora, en medio de la pandemia y la cuarentena establecida por la contingencia sanitaria, el feminicidio de una joven estudiante universitaria registrado el domingo último en Tepic, capital del estado de Nayarit, ha generado que la consecuente irritación social tomara las redes sociales y movilizara a la población.

A pesar de que el vil asesinato de Diana, de 21 años de edad, cometido con 39 cortadas provocadas con un arma blanca al interior de su domicilio en la colonia Morelos, en Tepic, se registró el domingo; fue al anochecer del lunes 24 de mayo, cuando el nombre de la estudiante de Derecho en la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), superó las tendencias de Twitter en México.

De acuerdo al colega comunicador, Argimiro León Hernández, la Fiscalía General de Justicia de Nayarit confirmó que la joven había sido atacada con un arma punzo-cortante, cuando se encontraba sola en su casa, porque sus padres habían salido de viaje.

Aunque hasta ayer no se habían presentado datos sobre él, o los atacantes, desde agosto de 2019 la joven había denunciado en redes sociales que era víctima de acoso por parte de un sujeto, quien la siguió desde la sede universitaria, donde estudiaba el tercer grado de la carrera de Derecho, y que incluso intentó besarla sin su consentimiento.

Entonces la joven aseguró que había muchas personas presentes, pero nadie se atrevió a ayudarla. “Había sin fin de gente ahí mismo, que solo me miraba en lugar de decir algo. A lo que voy es que queremos que el gobierno nos brinde la seguridad necesaria, pero como sociedad ¿qué estamos aportando? ¿Tenemos que esperar a que pasen actos de mayor gravedad, para empezar a reaccionar?”.

Una vez enterados del alarmante asesinato de Diana, familiares, amigos, compañeros y hasta la universidad a la que asistía comenzaron a publicar el feminicidio en redes sociales, muchos de ellos indignados porque en algunos reportes mediáticos del hecho que informaban decían que habían “hallado sin vida” a Diana y aclararon que “no fue asesinato, fue feminicidio”, o que “no se murió, la asesinaron”.

Y todavía no cesaba la irritación colectiva cuando otro caso de feminicidio en la misma entidad, Nayarit; movía las conciencias. Esta vez la víctima fue una mujer indígena, Leonila de la Cruz Pancho, quien también fue asesinada con un arma blanca en el interior de su domicilio, en el municipio serrano Del Nayar, de los más humildes del estado.

A Leonila, mujer de 30 años de edad, le fue arrebatada la vida dentro de su propia casa, aunque según versiones extraoficiales, ella fue encontrada por su esposo identificado como Antonio García Lobatos, la noche del pasado 24 de mayo con heridas a la altura del cuello y del pecho, provocadas por un arma punzo-cortante.

La información previa dejó entrever que mujeres indígenas, vecinas de Leonila, anticiparon que ella tenía constantes discusiones con su cónyuge. Incluso anunciaron que este miércoles y jueves acudirán al Palacio de Gobierno del estado a exigirle justicia al gobernador, Antonio Echavarría García.

Por todo ello, al tiempo en que coinciden con la sociedad en demandar justicia pronta y expedita, comunicadores nayaritas desean que ante la proximidad del proceso electoral nadie pretenda utilizar estos escandalosos feminicidios como bandera política. Porque los hay que, con o sin pandemia, utilizan el dolor ajeno para llevar a gua a su molino…

 

 

 

argondirector@gmail.com y argonmexico@gmail.com