La dictadura perfecta… ¿en México?

0
433

LA DICTADURA PERFECTA no exis… El gobierno de Andrés Manuel López Obrador resultó ser un gran simulador, porque aparenta que respeta el Estado de derecho y fomenta las inversiones, pero en los hechos hace todo lo contrario.

AHÍ ESTÁ el caso de la reforma energética, a la que no le declaró la guerra frontal como a la educativa, pero con sus acciones la ha venido desmantelando.

El Presidente dijo que se iban a respetar todos los contratos ya establecidos, pero ha cambiado arbitrariamente las reglas del juego. En su afán por mantener los monopolios estatales, López Obrador no mata a los competidores… pero tampoco los deja vivir.

EN EL CASO de la energía eléctrica, empezó por cancelar licitaciones para nuevas líneas de transmisión y luego las subastas de largo plazo. Luego quiso cancelar los contratos de los gasoductos, pero terminó negociando y pagando más caro. A eso se suma que el gobierno cree que no necesita controles y puso a sus incondicionales en los organismos reguladores. Y ahora prácticamente le bajó el switch a los proyectos de energías limpias, con tal de solapar las ineficiencias de la Comisión Federal de Electricidad.

¿DÓNDE QUEDÓ aquel candidato que prometía impulsar la generación eléctrica renovable, a partir del agua, el viento y el sol? Al parecer lo electrocutó el poder.

POR CIERTO, que la jugada contra las energías limpias también tiene como objetivo darle vida artificial a Pemex. ¿Cómo? Para producir luz, la CFE le comprará combustóleo que nadie compra porque tiene su contenido de azufre muy superior al de la norma internacional y, debido a eso, nomás no tiene mercado. Así que la decisión nos va a salir a los mexicanos más cara no sólo en lo económico, sino también en la salud y la calidad del aire que respiramos.

LO QUE FALTABA: ahora se necesita una Fiscalía Anticorrupción para la… ¡Fiscalía Anticorrupción! Dicen que María de la Luz Mijangos está por enfrentar una tormenta, debido a que algunos de sus sabuesos al parecer andan en malos pasos.

SEGÚN CUENTAN, la investigación contra una poderosa mafia internacional de repente dio un extrañísimo vuelco y el ministerio público convirtió a los presuntos delincuentes en víctimas. Y en lugar de investigarlos, más bien parece apoyarlos.

Y AUNQUE nadie en la fiscalía quiere hablar del tema, cuando les preguntan si saben quién se anda portando mal, responden: “¡Cruz Cruz!” y se santiguan. (Fuente; Templo Mayor del periódico REFORMA/18/5/2020). Imagen: El Sol de México Online.