Momento de la Responsabilidad Social Empresarial en México

0
379

 

Soy el Padre Eduardo Corral Merino, Sacerdote Católico, fui Capellán de la Confederación-USEM por más de 10 años, en tiempos de nuestro querido Don Lorenzo Servitje Sendra.  Actualmente acompaño dos esfuerzos empresariales en ciernes y soy Secretario Ejecutivo de la Dimensión de Pastoral de Educación y Cultura de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Quisiera compartirles diez reflexiones muy breves y urgentes:

 

1)            Ante las circunstancias emergentes, en todos sentidos (sanitaria, política, social y económica, entre otras), es tiempo de poner en práctica LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL.

 

2)            En el País, no hay otro sector tan decisivo y bien organizado, como el suyo. Es tiempo de CREATIVIDAD, AUDACIA Y MUCHA GENEROSDIAD.

 

3)            Son Ustedes el sector con mayores recursos: intelectuales, de articulación, operación, con mayor experiencia y visión, talento personal y recursos tecnológicos. ES HORA DE BUSCAR EL BIEN COMÚN POR DELANTE.

 

4)            No hay tiempo que perder, el absurdo no nos puede quitar más tiempo, ni tampoco mayores energías. Cuando sólo se sabe mirar el mal, no hay espacio mental ni emocional para hacer el bien. No se enganchen con el mal, DISPÓNGANSE A HACER EL BIEN A TODA COSTA Y A CUALQUIER PRECIO, en eso está su verdadera vocación.

 

5)            Es tiempo de asumir la parte del Estado que nos corresponde. Ustedes sostienen e impulsan a la sociedad civil organizada, es tiempo de arremangarse y encabezarla con PROYECTOS CONCRETOS DE URGENTE SENTIDO SOCIAL, aprovechando muchos talentos por Ustedes sembrado.

 

6)            Es urgente hacer memoria, ver el recorrido histórico de nuestra transición democrática. Hoy no sólo necesitamos impulsar el verdadero Estado de Derecho, sino reconstruirlo con las propias manos, EN UNA DIMENSIÓN COMUNITARIA, CORRESPONSABLE Y A LARGO PLAZO, a través de instituciones sólidas, técnicamente capaces y blindadas frente a cualquier abuso de autoridad.

 

7)            México es un gran País. Tiene un enorme potencial, lo que requiere hoy es la decisión común, para promover e implantar un DESARROLLO HUMANO, INTEGRAL, SOLIDARIO Y SUSTENTABLE, como lo pide el Papa Francisco en Laudato Si´.

 

8)            El empresario emprende, ve al futuro, utiliza correctamente la imaginación, PARA PROMOVER EL BIEN FUTURO QUE PUEDE HACER. En la medida que Ustedes lo hagan, encontrarán su realización y sentido de vida. No se dejen aprisionar por el miedo, la comodidad o la parálisis.

 

9)            Es tiempo de promover la lógica del don y la gratuidad. De generar bienes y servicios, vivir de ellos, pero sobre todo, administrarlos en la conciencia de que TODO LES HA SIDO PRESTADO, PARA ENRIQUECER A LOS DEMÁS.

 

10)         Es su momento histórico. De grandes empresarios surgió también la transformación democrática de este País, a mediados del siglo pasado. HONREN SU GRAN VOCACIÓN Y PROMUEVAN LA CONSTRUCCIÓN DE UN MEJOR FUTURO para esta Patria particular y con una enorme vocación de servicio.

 

Mi oración, aprecio y cercanía. Que la Enseñanza Social de la Iglesia sea su luz, y que la presencia del Espíritu, en su conciencia, sea su más fiel consejera.