Presenta el CCE Plan Inmediato para enfrentar contingencia económica

0
236

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) puso en marcha un plan inmediato para proteger el empleo, los salarios y los ingresos de las familias.

De acuerdo con el documento en poder de FUTURO, si se pone en marcha este plan de inmediato, y se le da seguimiento de manera eficaz y coordinada, se podrá transitar con éxito por la crisis que representará la pandemia.

“Así, se podrá llegar a la segunda mitad del gobierno con una perspectiva de crecimiento positiva y optimista”, destacó el organismo.

Entre las medidas económicas que proponen es diseñar un programa para los próximos 90 días; medidas diferenciadas por mes y por circunstancias.

Además de acciones diferenciadas para asegurar el empleo en ingreso informal y formal.

“El objetivo es ayudar a empresas solventes para que la falta de liquidez no las haga caer en la insolvencia en los próximos 90 días. Protegiendo el empleo  los cuales  inscritos en el IMSS son 20.6 millones, con un salario promedio de $12,425 pesos al mes”.

El Consejo Coordinador Empresarial propone para el mes de abril un programa generalizado de vacaciones pagadas, en los sectores no esenciales, para asegurar el aislamiento, u otras acciones que puedan ser acordadas entre las empresas y los trabajadores (opcional).

“En los sectores críticos (aviación, hotelería, restaurantes y otros) diferir el pago del ciento por ciento de las contribuciones a la seguridad social, sin condonación”, explicó el CCE.

Además de establecer con fondos públicos un programa de aproximadamente $100,000 millones de pesos para que la banca de desarrollo garantice créditos a través de la banca privada con enfoque particular a Pymes, con problemas de liquidez, para conservar empleos y sufragar la nómina. Se buscaría operar con tasas de interés blandas, de acuerdo con los mecanismos utilizados por la banca de desarrollo.

Para mayo y junio el CCE propuso un apoyo a todas aquellas empresas que acepten el convenio de sostener empleo y salarios para el 100% por 60 días.

Utilizar el programa de garantías para las empresas solventes con problemas de liquidez.

Diferir (sin condonación) las contribuciones a la seguridad social por 60 días y diferimiento de pagos de impuestos de las empresas hasta 90 días sin cargo de intereses.

También  la Suspensión temporal de pagos provisionales del ISR (propio y retenido por sueldos).

Tratándose del sector primario, permitir la deducción en la adquisición de terrenos que tengan como único destino el agrícola o ganadero.

Además establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor de IVA aplicable durante todo el ejercicio de 2020. Compensación universal para todo el año.

EL CCE indicó que a implementación de este plan permitirá asegurar la estabilidad económica, social y política necesarias.