Para atrás, ni para tomar fuerzas: periodistas de México

0
840

“Para atrás, ni para agarrar fuerza”, se expresó anoche en histórico encuentro de comunicadores en el Club de Periodistas de la ciudad de México, donde el común denominador de los casi 200 asistentes, mujeres y hombres, se pronunciaron por la dignificación, la unidad y la lucha en favor del gremio desde los diferentes ámbitos, con énfasis en el Judicial, Legislativo y Ejecutivo, sin omitir la impunidad en torno a los asesinatos y agresiones a los profesionales de la comunicación que tienen primacía.

Se acordó impulsar nuevas estrategias sustentadas sí, en el respeto, pero también en la exigencia del derecho para quienes ejercen en diferentes medios esta “noble misión” de informar y con ello contribuir al desarrollo integral y sustentable del país, porque esta actividad va más allá de un trabajo remunerador de la propia profesión, que muchas veces ni siquiera esto lo es.

Con motivo de las festividades decembrinas, los “nuevos” y “viejos” periodistas se dieron cita en Filemón Mata número 8, siendo el anfitrión su Director General Mouris Salloum George, así como Raúl Correa Enguilo, de la Fraternidad de Reporteros de México, A.C., (FREMAC), además de algunos invitados especiales que fueron galardonados el pasado 10 de este mes en la Cámara de Diputados y en coordinación de Comunicadores por la Unidad, A.C. que lidera el periodista Jaime Arizmendi González, entre ellos el editor de FUTURO presente también en este evento.

 

Además de lo expuesto durante el diálogo entre los informadores de distintas partes del país, destacó el mensaje de Mouris Salloum, del propio Raúl Correa quien cuestionó incluso con severidad el papel de los legisladores de MORENA a quienes calificó de “descuidados”, además del planteamiento de la coordinadora, la licenciada y periodista Celeste Sáenz de Miera, quien se llevaría el mayor de los aplausos por la claridad y firmeza en lo expresado.

“El tema de hoy nos incumbe como practicantes del oficio periodístico y como institución representativa de un gran núcleo del gremio. Siempre cultivamos el optimismo en que cesarán los atentados contra la Libertad de Expresión y del Derecho a la Información. Siempre cosechamos motivos desesperanza y de desconfianza en los agentes del Estado, responsables de velar por esos derechos y de prevenir y castigar sus transgresiones”, habría escrito Salloum en un artículo publicado aquí el pasado 18, donde además refiere a las “leyes mordaza y mordazas de plomo y sangre” contra el periodismo, que “son moneda corriente en México desde los cinco recientes sexenios, donde “gestiones internas, denuncias internacionales, etcétera, nada es capaz de modificar el deprimente cuadro de indefensión”.

Los colegas mexiquenses presentaron una maciza iniciativa de Ley para Garantizar el Ejercicio Profesional del Periodismo y la Protección Integral de Periodistas, fundada en 11 de 14 derechos reconocidos por las mejores prácticas internacionales.

Legisladores en pugna; ¿periodistas se hacen el harakiri?”, pregunta el Director General del Club de Periodistas.

“Y ahora resulta que los responsables de que no avance la iniciativa son… los periodistas. Como si éstos, a más de sufrir y resistir los ataques externos, estuvieran dispuestos a hacerse el harakiri”, enfatiza.

El estado de México, añadió, no es más que el espejo de lo que ocurre en otros estados de la República que son, a la vez, reflejo de lo que (no) hacen las instancias federales responsables “especializadas” para la atención de delitos contra la Libertad de Expresión.

“Ese clima es alentado, adicionalmente, por oficiosas confrontaciones entre autoridades con mando ejecutivo y representantes de medios, cuya impaciencia -la de los segundos- topa con un muro de incomprensión, no sólo por desencuentros de criterio en tópicos cotidianos, sino en las denuncias de impunidad en los interminables atentados contra periodistas y casas editoriales que, con legítimo derecho, bregan por el ejercicio crítico y libre de los abusos de los agentes del Estado y fauna de acompañamiento”, agrega.

“Por nuestra parte, seguimos haciendo votos porque el modelo de relación Estado-Medios se rectifique y afirmamos nuestro reclamo de que la cuarta transformación mande otro tipo de mensaje en 2020. Vale”, concluye.

Mención especial merecen las apreciaciones del periodista Saúl Santana Hernández, quien reiteró anoche que en las aulas deben estar aquellos que ejercen esta profesión, y que en ello habrá de trabajarse a la brevedad, pero sobre todo con los abogados Nicolás Cruz Flores y Erick Cruz Ramírez, con quien FUTURO mantuvo amplia conversación, con la intervención también del propio Mouris Salloum George.