Arzobispo sospecha de corrupción en captura y liberación de hijo de “El Chapo”

0
1400

Mons. Domingo Díaz Martínez, Arzobispo de Tulancingo, en el estado mexicano de Hidalgo, expresó su sospecha de que hubo corrupción en la captura y pronta liberación de Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, el 17 de octubre.

En declaraciones recogidas por el diario mexicano Milenio, Mons. Díaz Martínez dijo que “pienso que hubo billete en la liberación del hijo de El Chapo. Yo no sé si será para bien o para mal, pero pues si van por él, debieron agarrarlo, por qué no lo hicieron, entonces”.

El Prelado mexicano hizo luego un llamado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que “prepare a su equipo y que actúe con sabiduría e inteligencia, que se preparen, porque yo creo que no lo estaban”.

La tarde del 17 de octubre, de acuerdo a la versión oficial del Gobierno de López Obrador, una patrulla conformada por 30 elementos de la Guardia Nacional y de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) fue agredida desde una vivienda durante un “patrullaje de rutina” en Culiacán.

Al repeler el ataque, la patrulla tomó control de una vivienda y detuvo a sus cuatro ocupantes, entre los que se encontraba el hijo de El Chapo, recientemente condenado a cadena perpetua y a 30 años adicionales de prisión por una corte de Nueva York (Estados Unidos).

Sin embargo, de acuerdo al Gobierno, la patrulla fue rápidamente superada en número por grupos delincuenciales, mientras que otros criminales generaban caos en distintas partes de Culiacán.

De acuerdo a Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de México, la patrulla dejó en libertad a Guzmán López y al resto de detenidos “con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad y tranquilidad de la sociedad culiacanense”.

Ovidio Guzmán López y su hermano Joaquín han sido acusados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de traficar cocaína, metanfetaminas y marihuana a ese país.

El Arzobispo de Tulancingo aseguró que “nosotros hacemos oración para que el presidente tome las mejores decisiones y nosotros querríamos que así fuera”.

“Se necesita sabiduría para esos momentos y la sabiduría consiste en actuar a tiempo y buscar lo mejor para el hombre, pero hacerlo a tiempo”, señaló.

El Prelado señaló que si bien “no sé lo que ha pasado allá, ha despertado muchas sospechas, pues la pregunta es cómo van con poquito personal para combatirlos”.

“Cómo dice el Evangelio, se tiene que calcular y si el que viene contra ti trae más de 100 personas, cómo vas a llegar con 50”, dijo. (Fuente: Agencia ACI Prensa).