40 días de oración y ayuno por el fin del aborto; México, de mal en peor

0
572

Madrid participará en la campaña “40 días por la vida”, centrada en la oración y el ayuno para pedir por el fin del aborto. Estos 40 días comenzarán el 25 de septiembre con una Misa de envío y finalizarán el 3 de noviembre.

Durante ese tiempo se realizarán vigilias de oración desde las 8:00 am hasta las 8:00 pm frente a diversas clínicas abortivas de la ciudad, entre ellas, la clínica abortiva Dator, una de las más importantes de la capital española.

Esta campaña de “40 días por la vida” se celebra en 855 ciudades de 61 países y pretende ser la movilización en defensa del no nacido más grande del mundo.

Rebeca de Miguel, portavoz de esta iniciativa en España, explicó que “a medida que la gente aquí en Madrid se une, estamos acompañando a muchos otros a través del mundo entero para rezar, ayunar y tomar acción durante 40 días para ponerle fin a la tragedia del aborto, estamos a la expectativa de ver qué transformaciones traerá Dios a nuestra comunidad y nación entera”.

Según los organizadores esta campaña, desde que “40 días por la vida” se instituyó como asociación en el año 2004, han conseguido salvar a más de 16 mil bebés, cerrar más de 100 clínicas abortivas y precisan que 190 empleados de estas clínicas han abandonado sus trabajos e incluso se han unido a la causa pro-vida.

En el otro continente, es en México donde se dan las mayores inconsistencias pues gobierno, políticos y magistrados de la máxima Cote de este país, se apresuran por justificar –legalizar- el asesinato de miles de inocentes pese a los ruegos de la Virgen de Guadalupe, buscándose justificar este horrendo crimen como “un derecho” de las mujeres, sin prevenirles de que se oculta detrás una gran industria y el mismo Satanás.

Lejos están de establecer medidas preventivas que eviten el libertinaje que trae consigo el embarazo “no deseado”, y presionar para que el aborto se de en todo el país “en caso de violación”, lo que pone en evidencia el fracaso de las medidas de preventivas que poco les importa a los gobiernos de los estados y mucho menos al federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

 

 

Madrid participará en la campaña “40 días por la vida”, centrada en la oración y el ayuno para pedir por el fin del aborto. Estos 40 días comenzarán el 25 de septiembre con una Misa de envío y finalizarán el 3 de noviembre.

Durante ese tiempo se realizarán vigilias de oración desde las 8:00 am hasta las 8:00 pm frente a diversas clínicas abortivas de la ciudad, entre ellas, la clínica abortiva Dator, una de las más importantes de la capital española.

Esta campaña de “40 días por la vida” se celebra en 855 ciudades de 61 países y pretende ser la movilización en defensa del no nacido más grande del mundo.

Rebeca de Miguel, portavoz de esta iniciativa en España, explicó que “a medida que la gente aquí en Madrid se une, estamos acompañando a muchos otros a través del mundo entero para rezar, ayunar y tomar acción durante 40 días para ponerle fin a la tragedia del aborto, estamos a la expectativa de ver qué transformaciones traerá Dios a nuestra comunidad y nación entera”.

Según los organizadores esta campaña, desde que “40 días por la vida” se instituyó como asociación en el año 2004, han conseguido salvar a más de 16 mil bebés, cerrar más de 100 clínicas abortivas y precisan que 190 empleados de estas clínicas han abandonado sus trabajos e incluso se han unido a la causa pro-vida.

En el otro continente, es en México donde se dan las mayores inconsistencias pues gobierno, políticos y magistrados de la máxima Cote de este país, se apresuran por justificar –legalizar- el asesinato de miles de inocentes pese a los ruegos de la Virgen de Guadalupe, buscándose justificar este horrendo crimen como “un derecho” de las mujeres, sin prevenirles de que se oculta detrás una gran industria y el mismo Satanás.

Lejos están de establecer medidas preventivas que eviten el libertinaje que trae consigo el embarazo “no deseado”, y presionar para que el aborto se de en todo el país “en caso de violación”, lo que pone en evidencia el fracaso de las medidas de preventivas que poco les importa a los gobiernos de los estados y mucho menos al federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador.