En unidad, avanzamos y cumplimos: CONEME

0
645

La unidad será la piedra angular de los empresarios de medios de comunicación que el fin de semana anterior se reunieron en Durango para celebrar su Primer Congreso, y donde surgió la “Declaración Durango” en la cual los más de 500 propietarios de micro, pequeñas y medianas empresas con presencia marcada desde nivel municipal hasta internacional, reiteran su compromiso con México.

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, directivos e integrantes de la Conferencia Nacional de Empresarios de Medios (CONEME) que lideran los periodistas Jaime Arizmendi González, al frente y sus colaboradores Haydeé Turrubiates y Miguel Ángel Vargas Quiñones, se detalló que tal organización que integra una fuerza y cobertura mayor a los medios tradicionales escritos y electrónicos, habrá de coadyuvar en los grandes retos por resolver que tiene la sociedad mexicana.

Lo anterior, con un sentido crítico pero constructivo, más aún, de manera profesional y como empresas socialmente responsables, amén de que la ética es el tema que habrá de ser parte habitual de todos sus integrantes, pero siempre firmes en el respeto a los derechos humanos y garantías en la exigencia del cumplimiento de este quehacer que reclama la época actual.

CONEME se desarrolla como un organismo sin tendencia partidista, pero con estricto apego y respeto hacia las leyes nacionales y las políticas públicas, sin ignorar el papel que juegan los representantes de los gobiernos y sus unidades de comunicación social.

El propósito es participar en todas aquellas tareas sociales e incluso de los tres órdenes de gobierno “para que México enfrente los enormes retos que tenemos de manera conjunta como inseguridad, pobreza, desempleo, polarización, y una aguda y creciente desinformación en el mundo digital”.

No menos importante es la aseveración que compromete a cada uno de sus integrantes a conducirse siempre y generar productos con enorme ética y gran responsabilidad, a diferencia de otros “medios” que son del dominio público al ostentarse como profesionales, y que incitan a la propia sociedad a la violencia y al enfrentamiento; más aún, al suicidio y al libertinaje ocasionando con ello que esté en riesgo el Estado de Derecho y la paz social, como sucede en Aguascalientes y otras partes del país donde se adolece de una comunicación eficaz, si acaso la hay.