0
467

Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño; 
que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

La vida es sueño (Calderón de la Barca)

Poema recitado por Alan García en su primera campaña presidencial

 

¡La política violenta la naturaleza! ¿Puede lograr que la mariposa se convierta en gusano?

“Yo creo en la historia… y creo tener ganado un pequeño sitio en la historia de Perú” dijo Alan García en su última entrevista televisada realizada por RPP Noticias de ese país, hace pocos días.

Alan Gabriel Ludwig García Pérez, estaba a punto de cumplir sus 70 años cuando, decidido a no ser detenido por la justicia peruana, en el marco del affaire internacional de corrupción protagonizado por la empresa Odebrecht (que se dedicaba a obtener obras públicas por toda América Latina pagando cuantiosas coimas a funcionarios corruptos), resolvió empuñar su pistola y suicidarse con un disparo en su cabeza.

Allá lejos en el tiempo y cuando era un joven soñador, la vida lo había puesto en el camino de su maestro e inspirador, el líder fundador del APRA, Víctor Raúl Haya de la Torre, quien no sólo lo formó sino también lo guio hasta colocarlo en la vidriera de la política nacional y lo transformó en la mariposa que daba vuelo a los sueños de la política peruana.

En 1985 y con sólo 35 años de edad Alan García era elegido presidente por casi la mitad de los peruanos. La mariposa volaba y desplegaba sus sueños revolucionarios con Latinoamérica como horizonte y marco. Él, como Raúl Alfonsín en Argentina, personificaba el sueño de la socialdemocracia de cuna europea que intentaba trasladar las políticas europeas para resolver pacíficamente endémicos problemas estructurales de la región: el atraso, la pobreza, la desigualdad.

Pronto, y en caminos asombrosamente paralelos, pasaban de la gloria (96% de adhesión popular García en 1985) al espanto. Los desaciertos económicos no se resolvían con palabras ni con las recetas de los desarrollados países europeos, pese a que Felipe González, rutilante estrella europea de la socialdemocracia, les asistía con sus sabios consejos. Perú y Argentina, Argentina y Perú, desembocaban en procesos hiperinflacionarios inéditos para ambos países que terminaron sepultando la popularidad de ambos líderes.

La mariposa dejó de volar y cayó en el barro de las acusaciones. Perseguido luego por Fujimori, logró el asilo político de Colombia antes que el régimen lo detuviera. Pero su fortaleza y su ego eran motores que templaban su espíritu de lucha. Tras su exilio obligado en Colombia y luego en Francia, en 2001 tras la derogación de todos los procesos en su contra, regreso al Perú para desplegar nuevamente sus alas políticas. Pero fracasó en su intento y en abril de ese año fue derrotado por Alejandro Toledo.

Pero ningún impedimento doblegaría sus convicciones. En 2006 lograría acceder a la Presidencia pese a su derrota en primera vuelta. Sus palabras ya no convencían como antes y el mundo eraotro. Su gestión presidencial fue opaca y culminó con la entrega del poder a Ollanta Humala en 2011.

Desde entonces volvió a transitar el barro de las acusaciones por corrupción. Pasó sus últimos años fatigando pasillos legales y judiciales. Siempre a tiro de algún funcionario judicial que quisiera pasar a la historia por ponerlo preso, al gigante del APRA, al “caballo loco”, a la mariposa de la política peruana.

Como un último grotesco de su vida política, en noviembre pasado se asiló en la embajada del Uruguay aduciendo persecución política. Tras algunos días de deliberaciones, el gobierno uruguayo le negó el asilo y lo expulsó de la embajada. Hizo consultas en las embajadas de Costa Rica y Colombia, pero le anticiparon que obtendría el mismo resultado. Y entonces lo supo, era demasiado inteligente para no percibirlo… la política había convertido a la mariposa en gusano.

Finalmente, el lunes el fiscal José Domingo Pérez había emitido la orden judicial de “allanamiento, descerraje y detención preliminar”, y fue el fiscal Henry Amenábar Almonte quien intentó hacer efectiva la detención en el domicilio del ex presidente.

Y el gusano, cansado, vencido por las frustraciones y el desprecio, quiso recuperar su dignidad, a su manera y en su ley, y de un balazo buscó recuperar sus alas y volar a la eternidad.

Qué es la política? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

 

Jorge Arias

Consultor, Director del Índice de Desarrollo Democrático de América Latina y Director del Índice de Desarrollo Democrático de México (Para FUTURO DE AGUASCALIENTES).