Se puede delegar la autoridad y hasta compartirse, pero no la responsabilidad

0
489

El problema de la administración estatal de Aguascalientes está adentro, no afuera: Lic. Jorge López Matus

Se pude delegar la autoridad, pero no la responsabilidad, expresó el analista Jorge Arturo López Matus al subrayar la ausencia de lo que verdaderamente es la política, más aún, la ignorancia del ideario filosófico de los partidos políticos que se refleja en errores y desaciertos de quienes están en el gobierno y que incide, a querer o no, en los diferentes sectores de la sociedad que observa que no caminan bien las cosas y lo peor de todo es que se buscan culpables afuera “cuando están adentro”.

A través de FUTURO envío un mensaje claro al gobernador del estado de #Aguascalientes, México, Martín Orozco Sandoval, donde le advierte de que se necesitan cambios de fondo, no de forma, y que perder 24 horas ya es mucho tiempo; hay un plazo fatal, y éste no tendrá que ser mayor a los seis meses cuando la ciudadanía absorbe esa transformación, que tendrá que ser alejada de cualquier “grupito de conveniencia”, porque de lo contrario “entonces sí se verán las consecuencias”.

Destacó, sin embargo, “buenas acciones” de la alcaldesa Tere Jiménez que no han sido valoradas en su justa dimensión por las razones que se quiera, y sobre el tema del agua, remarcó, “es otra cosa”.

Entrevistado en conocido restaurante del centro de la ciudad y con el permiso de su señora esposa para la conversación, que aceptó con gusto, puso de manifiesto que más allá de pretender quedar bien o mal con alguna figura política, se debe tener la mirada en la utilidad que se le debe dar a determinado planteamiento, y ratificándose la línea editorial de este medio que es el de construir un mejor futuro para Aguascalientes y México, se hizo hincapié en la necesidad de contar con más medios de comunicación que sean críticos, pero constructivos “porque todos vamos en el mismo barco”.

Hecho el planteamiento anterior, el politólogo radicado en dicha entidad subrayó la importancia de dejar huella siendo además congruentes.

 

Se le preguntó al inicio sobre lo expresado por la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky quien señaló que se privilegiaran acuerdos con el PRI “por el bien de México, y que suena mejor PRIMOR que PRIAN”, a lo que el “licenciado Matus”-como se le conoce en el medio periodístico y político- le restó importancia porque no se puede hablar de una reacción cuando se ignora todo el escenario.

La entrevista

Señaló que primero hay que decir que no se conoce el ideario de Morena, ni cree que los mismos diputados lo conozcan, mucho menos la militancia; lo mismo sucede en los otros partidos políticos y este desconocimiento trae consecuencias que se reflejan en la vida diaria; del PRI pocos saben ahora que está dentro de la corriente de la social democracia, mientras que en el PAN la gran mayoría no conoce su filosofía, su ideario o sus principios y si acaso se le identifica con el “bien común” que incluso sus propios dirigentes siquiera entienden porque no lo aplican en el quehacer gubernamental cuando son gobierno.

Este es el problema real, que no existe definición ideológica como esencia ni se conocen siquiera sus postulados, porque son “grupitos de conveniencia”; “este es el verdadero problema de la política en México”.

Debemos recuperar la política

 

López Matus señaló más adelante que hay un gran y grave error de percepción, porque por una u otra razón, se califica a la política como lo peor de un país, cuando que no es así; esto, porque aquellos grupos referidos líneas atrás se aprovechan de la situación para obrar mal, prueba de ello es el denso nivel de corrupción que no deja caminar al país, pero la política como tal es buena.

Aquí recordó lo expresado lo expresado por el Papa Francisco en un discurso dirigido en 2013, refiriéndose a él como un gran líder mundial porque además representa a más de mil millones de católicos en el mundo, y que más allá der la religión, tiene una visión amplia de las cosas, y lo mismo se diría de algún otro de otras creencias si fuese el caso.

Dijo entonces el Papa: “Debemos inmiscuirnos en la política porque la política es una de las formas más altas de la caridad, porque busca el bien común. Y los laicos cristianos deben trabajar en política”. Y añadió Francisco: “Alguno me dirá ‘pero no es fácil’. Tampoco es fácil llegar a ser sacerdote. No son cosas fáciles porque la vida no es fácil. La política es demasiado sucia pero yo me pregunto: ¿por qué es sucia?¿Por qué los cristianos no se han involucrado con su espíritu evangélico’”.

Entonces el Papa señaló además que “es fácil decir ‘la culpa es de aquél’… pero yo, ¿qué cosa hago? . ¡Es un deber¡; Trabajar por el bien común es un deber de un cristiano¡ Y muchas veces para trabajar el camino a seguir es la política”.

Al respecto, el profesionista recalcó en que, la política, es de las actividades más cristianas, es un don, y no hacer como Pilatos para lavarnos las manos. La historia se escribe ahora, y es ahora cuando “debemos recuperar la política, es deber de todo cristiano involucrarse en la política” que no se debe confundir con las malas acciones de los gobernantes que están en esos que, llamó “grupitos de conveniencia”.

Si ubicamos este como el verdadero problema, entonces podremos encontrar el origen de muchas cosas, insistió.

“Entre paréntesis”, citó lo dicho en fecha reciente por la exalcaldesa y excandidata a la gubernatura que compitió con Martín Orozco Sandoval, Lorena Martínez Rodríguez, quien con mucha habilidad expuso que la política la jubilaba a ella y no ella se jubilaba de la política, y ahora se observa como muchos de sus seguidores andan como “pollos descabezados”.

Hay cosas buenas, sin embargo

Hizo una breve reflexión para responder que aun cuando otros opinan distinto, Tere Jiménez ha hecho un buen papel, porque no ha sido atrapada “del todo” por esos “grupos de conveniencia” política, y puso como ejemplo el sistema electrónico para el pago del predial y otros que, precisó, se manejan de forma eficiente. Informó que recién acaban de ir a Palacio Municipal y que, aseguró, para realizar cinco trámites se tardaron –él y su esposa- 15 minutos, y esto “nunca se había visto”.

¿Y el problema del agua?, se le preguntó, “ha bueno, eso es otra cosa”.

Hablamos de las buenas acciones de gobierno, reiteró.

Los mensajes centrales

El licenciado López Matus se refirió al hecho de que el poder desgasta, de la finalidad de la política que debe ser sinónimo de decisión, no de exclusión, y que es en el centro de la política donde debe estar siempre la decisión, más aún si de por medio están decisiones de carácter social y económico.

“Si quieres saber qué opinan de ti tuis vasallos, pregunta qué opinan de ti tus contricantes y lacayos primero”, refirió a Nicolás Maquiavelo: Además, “no puede juzgarse de prudente a un príncipe que el primer error que comete es en la elección de sui séquito”. Debe ser capaz, políticamente hablando, insistió.

Enrique Morán Faz, Secretario General de Gobierno

Dijo que, para los observadores y analistas, ha sido evidente que el secretario general de Gobierno Enrique Morán Faz, es quien ha estado al tanto resolviendo en buena medida los problemas que se presentan, lo que es saludable, pero que no se puede decir lo mismo del resto de los funcionarios, refiriéndose a que, como secretario de Salud no se necesita que sea una buena persona, sino que sea capaz; lo mismo en obras públicas, que tiene que ser un profesional, lo mismo en otras áreas de la administración estatal.

Es un gravísimo error no tener a gente capaz, productiva y profesional”.

Es como una marcha de soldados, que todos van en ritmo y si uno se tropieza, “todo el pelotón pierde”.

Y expresó: “en comunicación pondría a un experto, yo te pondría a ti”, dijo al editor, no sin ante la expresión de un comunicador, acerca de que el gobernador “no se deja ayudar”, y tras mencionarse su nombre, López Matus expresó, “él ya se fue por otro lado”, sin ahondar en detalles. Pero “se necesita un experto en comunicación”, ese es el problema.

El liderazgo se comparte, es una técnica, esto “no quiere decir que se pierda el liderazgo”.

El mensaje periodístico

El licenciado Jorge Arturo López Matus puso de manifiesto que el gran error de la actual administración fue al elegir a su equipo en un principio, pero más lamentable ahora que se observan que los reacomodos le están resultando contraproducentes, no sólo para su gobierno, sino para toda la sociedad, porque las buenas o malas acciones influyen en todo el estado y en todos los ámbitos.

Se cuestionó que además se haya elegido a Gustavo Martínez Romero como Jefe de Gabinete, siendo sólo un analista de encuestas, y ahora lo hayan mandado a ocupar un puesto en educación, renglón que por demás necesita de gente experta y capaz. “Más grave aún” a quien pusieron en su lugar –José de Jesús Santana García- de quien se sabe de al menos dos agresiones a un periodista aguascalentense ya fallecido y a un editor en funciones.

El mensaje esperanzador que envía a través de FUTURO: “Martín, todavía hay tiempo para recomponer el camino”, concluyó no sin antes enfatizar que a todos nos corresponde aportar, y que en este caso que el gobernador esté bien informado porque un día que pase, puede ser mucho para algunos, a la vez que externó que, “cuando mucho tiene seis meses para hacer todos los cambios”, no para satisfacer apetitos personales o revanchismos, sino porque Aguascalientes lo merece, y nadie desearía poner en riesgo el Estado de Derecho y mucho menos la estabilidad social.

Y es que se habla de que el gobernador tiene este o tal problema con tal actor, de que hay tal o cual situación en obras, salud, educación y hasta con la grave distribución de preservativos y medicamentos “abortistas”; también que con medios de comunicación.

“Se delega la autoridad, pero nunca la responsabilidad”, por lo que si hay una mala decisión, la responsabilidad seguirá siendo siempre “de quien los puso ahí donde están”, aunque habrá quienes, al tener autoridad, no quieran tener también responsabilidad. “Si quien gobierna no reconoce los males hasta que los tiene encima, no es realmente sabio”.

¿Cuál sería la concusión?: “que el problema está adentro, no afuera como se quiere hacer creer”.