Llamado del Cardenal Sandoval a defender la vida y confiar en Jesucristo

0
609

 

En el dolor, tenemos la oportunidad de ganar: Juan Sandoval

Estar ante la presencia del “Señor de las Angustias” no sólo es un privilegio, sino también gratificante porque se vive la Pasión del Salvador del mundo y se exponen los dolores físicos y espirituales de todos, de cada persona, y esto se evidenció anoche durante el traslado de su imagen y la misa concelebrada que presidió el Cardenal emérito Juan Sandoval, quien exhortó a los legisladores a defender la vida y la familia, y a través de FUTURO envió una exhortación particular al gobernador del estado de #Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval.

Acompañado del obispo diocesano don José María de la Torre y seis sacerdotes, Sandoval Iñiguez profundizó en su homilía sobre las angustias de cada ser humano y los padecimientos de Jesús en vísperas de su aprehensión por los soldados romanos, y especificó que nosotros “pagamos muy poco por nuestros pecados” porque nunca el dolor de alguien será mayor al de Cristo Jesús, que es Dios mismo vivo.

Más aún subrayó que el dolor humano unido al dolor de Cristo ensalza y ennoblece al hombre, y que la formula está en encontrarle sentido al dolor, porque, precisó, “los dolores físicos tienen un grande valor”, y sabemos que encuentran su explicación en el pecado; quienes compartimos esa misma fe, vemos en el dolor “una oportunidad de ganar”, sobre todo si seguimos la Pasión de Cristo, quien no lo suprimió –el dolor- pudiéndolo hacer, sino que los hizo suyo para decirnos que Él es la respuesta a cualquier dolor.

“Solamente en Cristo tenemos la respuesta ante el misterio del dolor”, enfatizó.

Se habría referido a lo expuesto por Isaías que “pintó su pasión” y nos dijo por qué. “Él murió por nuestros pecados”; por lo tanto, decir que sufrimos mucho, no es nada si lo comparamos con su pasión y muerte, sean físicos o espirituales, o ambos a la vez, como son la tristeza, los miedos, los pecados, el sufrimiento, etcétera; o los físicos, las enfermedades, las afectaciones al cuerpo por los vicios, por accidentes, entre otros.

Fue cuando el representante de la Iglesia Católica enfatizaría “la inutilidad de su muerte en muchos de nosotros”, es decir, a sabiendas de que Él pagó tan caro precio, no correspondemos como bautizados, ni siquiera como seres humanos con nuestras actitudes o formas de ser.

El Cardenal Sandoval centró su mensaje en las angustias de Jesús, pero con especial énfasis en “el Señor de la Compasión” al vincular la compasión que también tiene hacia cada uno de nosotros, todos pecadores, sin demérito de la imagen del “Señor de las Angustias” en su propia dimensión.

Otras reflexiones fueron acerca de lo escrito por San Juan, lo dicho por San Marcos y la segunda conclusión de que, “por sus llagas hemos sido curados”.

El contraste

Ante un lleno total en la parroquia del “Señor de las Angustias”, el, Cardenal Emérito Juan Sandoval habló de la oportunidad de redimirnos, y en referencia a los falsos profetas de Isaías, citó a Buda como personaje filosófico, quien después de tanto meditar sobre el sufrimiento, llamó a la resignación, cosa contraria incluso al sentido común, porque hasta los miedos “se quitan con la confianza en Dios”. De algo debemos estar bien seguros, “de que Cristo cura nuestros sufrimientos”, y que en el caso del suicidio, es el reflejo de la enfermedad del alma.

Y en este sentido precisó que “matar a los niños resulta un absurdo”, así como a los ancianos, con eso de la eutanasia, y refirió que una cosa es suicidio y otra homicidio, y esto segundo es cuando una persona mata a otra, peor aún desde el vientre de la madre, a sabiendas de que “la vida humana es el don más grande”.

Concluiría esta parte señalando que “la llave es la Cruz de Cristo” y que nadie tiene derecho a coartar una vida, momento que aprovechó para llamar a los legisladores a que defiendan la vida sin demora alguna. Mismo mensaje fue para los gobernantes. Puso de manifiesto que el suicidio es una enfermedad del alma.

El Recorrido

Además de la misa concelebrada, previamente tuvo lugar la salida del Señor de las Angustias desde el santuario de la Virgen de Guadalupe, contiguo a la parroquia, donde el p. Jaime Silva Castañeda hizo la anunciada reflexión en torno a las angustias de Jesús por nuestros males físicos y espirituales, por los casos específicos del aborto, el suicidio, las enfermedades, el pecado y las confusiones.

De este lugar, acompañado por el Cardenal Sandoval, el Obispo José María de la Torre y un número importante de personas, salió El Señor de las Angustias para recorrer las principales calles del municipio de Rincón de Romos, en Aguascalientes, México.

A su paso, el Cardenal don Juan Sandoval tuvo la oportunidad de conocer la grandeza de su pueblo, sentir alegría por la fe de tantos rinconenses y personas de otras partes, incluso del extranjero, que presenciaron el tradicional recorrido, parándose para saludar a varios ancianos hasta las puertas de sus casas con el fin dirigirles algunas palabras de aliento y, sobre todo, bendecirlos.

Muchas fueron las distinciones que el pueblo mismo llevó a cabo afuera de sus casas o en las esquinas, lo que en síntesis resultó impresionante y, al final, sobre todo alentador.

Cabe señalar que entre las representaciones acerca de las angustias del Señor, están la indiferencia, los vicios, los robos, la crítica destructiva y los pleitos familiares. Otra, por ejemplo, “las angustias de Jesús por los mártires” o “las angustias de Jesús por el pueblo elegido” y, otra más, “los ángeles de Jesús por todos los condenados”.

Algunas de las representaciones fueron en vivo, es decir, con personajes reales, incluyendo a Cristo crucificado que protagonizó uno de los jóvenes, a quien veían si era real, con una mirada triste, sin embargo, pero también de aliento hacia quienes pasaban por ese lugar.

La cena

Tras la concelebración litúrgica que se caracterizó por una amplia participación en la eucaristía y que sería lo más destacado de toda la liturgia porque sencillamente fue impresionante el número de personas que realmente recibieron a Cristo en eucaristía, incluyendo al gobernador Martín Orozco y al alcalde Javier Rivera, acompañados de sus respectivas esposas, que esperaron pacientemente y hasta el final se acercaron al acto más sublime de todo bautizado.

Tras ello, la comitiva se dirigió hacia Palacio Municipal donde se ofreció una deliciosa cena y se les entregó una llamativa artesanía de lana, -gabán- y que los invitados agradecieron.

No fue nada fácil llegar a Palacio Municipal a pesar de estar a escasa distancia, pues era una gran multitud de personas que entusiastas esperaban ver si quiera unos momentos al Señor de las Angustias, en quien encuentran consuelo y paz interior.

El propio gobernador “se perdió” por unos momentos caminando en compañía de su señora esposa Yola. En el trayecto varias personas lo reconocieron y se acercaron a saludarlo.

 

El Mensaje

La cena terminó minutos después de las 23:00 horas de este jueves.

Durante amplia conversación con el Cardenal emérito don Juan Sandoval Iñiguez, puso en claro que la gente debe entender que la lucha no es en contra de una persona o de un grupo, sino contra el maligno, en referencia al “espíritu del mundo” a que aludió en la celebración.

Más aún, citó los embates que viven la familia y la Iglesia, los ataques a la vida con el aborto, el interés por el libertinaje y la mentira como práctica común de muchos gobernantes y cristianos.

Lamentó que en Aguascalientes no se haya blindado la vida desde la concepción a pesar de estar en las agendas legislativas desde hace 10 años o más, más aún, el absurdo de que “no haya pasado” por diferencia de un solo voto, sin omitir que la vida se protege sin discusión porque sólo Dios corresponde hacerlo y proclamarse alguien como juez para decir quien vive o quien muere, sería la peor aberración.

Y a través de FUTURO quiso enviar un mensaje al gobernador Martín Orozco Sandoval, no sin antes preguntar a qué partido pertenecía, señalando que “con mayor razón” debe sin premura impulsar que se respeten las dos vidas y se frene el libertinaje que a veces también es fomentado desde las esferas oficiales.

Ponderó la credibilidad de este medio. También recibió un ejemplar de la segunda edición de FUTURO con la diferencia de que ahora es a todo color.