Tenemos miedo para defender nuestros valores y la fe: Dominik Kustra

0
551

*Ante el mal, somos más vulnerables por falta de oración: Dominik Kustra

El ruido no hace bien; el bien no hace ruido, planteó ante FUTURO Dominik Kustra en amplia entrevista en la que expuso que los cristianos, sobre todo los católicos “no sabemos cómo defendernos” ante una minoría que, a falta de argumentos, con gritos quiere imponer costumbres contrarias a la voluntad de Dios, como lo es el respeto a la vida desde la concepción.

Tras lamentar lo sucedido recientemente en el Congreso de #Aguascalientes, México, en el que no pasó la aprobación de una iniciativa que lleva más de 10 años que sólo tiene como propósito proteger la vida desde la concepción, el representante ante el Vaticano dijo que hay otras alternativas que van más allá de las manifestaciones.

 

Con esto no quiere decir que esté en desacuerdo con la genuina expresión de las familias que procuran las dos vidas, sino que se ha ignorado casi por completo la fuerza de la oración, y esto es bien importante.

Luego indicó que en el caso de Aguascalientes como estado van 100 mil o más personas a misa sólo los domingos, habría que ponderar la fuerza de tantas personas que, unidas en oración, pueden hacer mucho, tal de manera paralela a esas marchas, pero definitivamente no es la única opción, porque necesitamos una sociedad bien formada y para ello hay que estar bien informados.

Previamente, coincidió con el reciente pronunciamiento que el Consejo Mexicano de la Familia hizo saber por este conducto, en el que establece, sin rodeos “El Estado ha fallado en la protección de la familia”, y agrega: “La familia mexicana se encuentra en un estado de descomposición avanzado, por lo que urgen cambios de fondo”.

“Estoy totalmente de acuerdo con ello”, puntualizó el entrevistado.

Citó la referencia que dos periódicos nacionales que hicieron encuestas sobre el matrimonio entre homosexuales, y resultó que la mayoría está en contra.

Los grupos feministas exigen respeto, pero no respetan.

“Somos una gran mayoría, pero a veces cobardes no sabemos expresar lo que realmente pensamos; tenemos miedo, los católicos cada vez tenemos más miedo y vergüenza”, añadió al hacer referencia a la postura “cómoda” que asumen algunos personajes que aparecen como principales líderes de las agrupaciones que defienden la vida y la familia, cuando en realidad buscan otros intereses, tal como lo planteara recientemente don Juan Dabdou Giacoman quien aseguró que “la mayoría se escondió debajo de la cama”.

También se hizo referencia a lo expuesto en exclusiva a FUTURO por Marino Restrepo durante su más reciente visita a la ciudad de #Aguascalientes, quien señaló la doble moral de quienes se dicen católicos y son a veces los primeros en traicionar los principios de la fe, a espaldas de tantos seguidores que les han expresado su confianza.

Recordó que los medios de comunicación juegan un papel importantísimo en el desarrollo del país, y sería lamentable que algunos –o muchos- estén en contra de la vida y la familia y digan que “no pasó reforma contra derechos de las mujeres”, cuando el primer derecho humano es precisamente el defender la vida desde la concepción. Peor todavía, que recibiera recursos de una sociedad que mayoritariamente es católica y está por la defensa de las 2 vidas.

 Hoy faltan estas buenas noticias, porque pones la tele y de 12 noticias, ocho son para llorar y deprimirse, perder toda la fe en el mundo y en el futuro porque agobian, pero si sacamos el punto negro de toda la hoja, nos queda una blanca, pero no sabemos mostrar esta hoja al mundo”.

Citó la frase de San Juan Pablo II, “cómo va la familia, así va la Nación, así va el mundo en el que vivimos”.

Dominik Kustra respondió que no es que sea el demonio el que ha descargado mayor fuerza contra el mundo, pues si bien es cierto que sigue generando caos y confusión, lo cierto es que la sociedad “se ha vuelto más vulnerable”.

Habría que analizar que está haciendo cada católico, cada bautizado, los sacerdotes y la iglesia en su conjunto, y recordar que antes de cualquier compromiso político, está el que cada cristiano tiene ante Dios, sin omitir tantas herramientas que se tienen, como es la oración, con mayor razón si acudimos a la intercesión de la Virgen María para llegar más rápido a Jesús. Él nos dará la sabiduría y la fuerza necesaria, pero tenemos que ser congruentes y perder el miedo ante esos grupos de feministas que lo único que saben es gritar y ofender impunemente.