Ante complicidad de legisladores locales, valientes mujeres y hombres defienden la vida

0
608

10 Legisladores le dan la espalda al pueblo de Aguascalientes

Una vez más legisladores del congreso de #Aguascalientes le siguieron el juego a la sinrazón y propiciaron este jueves se dieran algunos enfrentamientos, que no pasaron a mayores, entre los defensores de la vida y quienes promueven la cultura de la muerte siguiendo lineamientos propios del feminismo y lobby gay internacional, contándose con la presencia de algunos personajes extranjeros en el recinto legislativo que estuvo a su máxima capacidad en ambos niveles.

Fueron en total 10 de las y los diputados que, en voto nominal, votaron en contra y en abstención, cinco y cinco, mientras que los representantes por el sí a la vida sumaron 17, con lo cual no se alcanzó el mínimo requerido, es decir, los 18 votos, lo cual generó gran contrariedad porque al menos dicho número se había comprometido para defender la vida de los no nacidos desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

No obstante las explicaciones de los legisladores del PAN de los alcances de dicha iniciativa para reformar la Constitución local, acorde con la mayoría de los congresos locales del país, los grupos feministas interrumpían infinidad de veces la sesión con las frases del feminismo en América Latina y en contra del “machismo”.

Con sus consignas y pañuelos verdes, pero también con grandes lonas que impedían observar el desarrollo de la sesión, varias jovencitas gritaban como si la vida propia estuviera de por medio, y cuando algunas personas con posturas en contra del aborto les pedían que les permitieran ver, éstas reaccionaron con lujo de violencia, hecho que se repitió varias veces y en diferentes filas del recinto legislativo al llamado de las muchachas que llamaban con ensordecedor silbato.

Los legisladores que en tribuna se manifestaron a favor de la iniciativa que reformaría dos artículos de la Constitución para blindar la vida desde la concepción, fueron objeto de una serie de insultos y hasta amenazas de muerte de parte de las y los enardecidos “feministas”, que imitaron las consignas de las normalistas de “Cañada Honda” al menos en sus frases de “Aleeeertaaaaa”, dirigiendo sus mensajes hacia los “machistas”.

Fueron los legisladores de Morena y del PRD quienes sin bases científicas ni mucho menos jurídicas, deslegitimaron la propuesta y buscaron engañar a los presentes asegurando que, en el fondo, dicha iniciativa pretendía criminalizar a las mujeres, lo que evidentemente es absurdo.

El legislador por el PVEM no estuvo exento de ataques de sus propios compañeros del partido de Andrés Manuel López Obrador y del PRD, porque en tribuna expuso cuál sería su posición: a favor de la vida desde el embrión, y la expresión de que su partido, de que “la libertad no está por encima de la vida”.

 

Fueron 21 votos a favor de que la votación fuese nominal.

Al término de la votación, grupos de abortistas arremetieron con burla hacia los defensores de la vida, quienes en todo momento se mostraron respetuosos pero firmes, incluyendo niños, jóvenes y ancianos.

En uno de los carteles se leía: “Ojalá los hijos nunca pidan una ley para matar a los padres no deseados”.

Uno de los extranjeros que incitaba la violencia a los abortistas, de aproximadamente 40 años de edad, pelo güero y con bigote, abandonó de pronto el recinto interior, mientras que luego apareció en el vestíbulo arengando consignas en contra del “machismo” y la promoción del feminismo. A unos metros, ya fuera del Palacio Legislativo, otro grupo “festejaba” el resultado que hozo que tal iniciativa se regresara a Comisiones, es decir “a la congeladora” como se le conoce en el ámbito congresional.