Con argumentos falsos quitan autoridad de los padres de familia

0
501

Del 2015 hasta la fecha, Aguascalientes, México, se ha visto particularmente asediado por pequeños grupos que utilizan la violencia y la presión para imponer nuevos “derechos” que conducen tanto a la desobediencia de los padres de familia como de las instancias legales establecidas, por encima de las grandes mayorías que dicen profesar la fe católica y comulgar con los valores universales.

Ello ha traído como resultado el enrarecimiento del entorno y del propio núcleo social, con mayor tendencia a la violencia intrafamiliar caracterizada en suicidios, consumo de drogas en niñas, niños y adolescentes, y un alto nivel de delitos patrimoniales cometidos muchas de las veces por adictos para adquirir cristal, mariguana u otros enervantes, según la opinión de expertos recogidas en las últimas semanas.

Más aún, la injerencia del lobby gay en instituciones públicas, tanto en las administraciones municipal, estatal y en el propio Poder Legislativo, que es parte de la estrategia utilizada desde la ONU y otras instancias para minar a la Iglesia católica y a la familia como célula básica de la sociedad, tal cual se reconoció en la reciente “4ª Jornada de salud sexual” llevada a cabo del 17 al 18 de septiembre en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), de la que previamente alertó la escritora Alejandra Diener durante trascendental conferencia efectuada en el palenque de la feria de la misma ciudad.

Ahora, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos finalmente cedió a las presiones del lobby gay internacional y envió una “Recomendación General” a la LXIV para modificar los artículos 143 y 144 del Código Código Civil del estado que permita el matrimonio de las personas del mismo sexo, y se abre la puerta para la posible adopción de menores por parte de esos grupos.

Esta es la número 3/2018.

Esta nueva embestida es arropada discretamente por el Partido Acción Nacional (PAN) en el poder, que se unió de nueva cuenta con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), fuerte impulsor del aborto y la ideología de género.

Esto ha generado que funcionarios del Cabildo del municipio capital y de la administración estatal, apoyen diversas acciones que “institucionalmente” emprenden dichos grupos con distintas banderas, como es la de los “derechos humanos” y la de “igualdad de género”, y ahora se aprestan para llevar el debate a la opinión pública a través de la utilización de medios de comunicación afines a la cultura de la muerte, y que dan cabida a todo lo que tiene que ver con el libertinaje y va en contra de cualquier proyecto de vida.

Insisten en que la salud pública no debe estar regulada por criterios morales, como si lo estuviera.

Las justificaciones

Otra de las principales justificaciones que esgrimen es la referencia a una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México, en la que algunos de sus integrantes definieron que sí puede haber matrimonio entre personas del mismo sexo, además de una “recomendación” de la CNDH, además de la interpretación “a modo” del artículo 1 constitucional que ya fue debatido aclarándose que “no ha lugar” para darle esta interpretación de acuerdo a reconocidos juristas.

Más aún la CEDH refiere el pacto internacional de derechos civiles y políticos; el 1.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos, y otros hasta de carácter cultural que nunca han fueron consensados con el pueblo de México.

Omiten la Convención Europea

En septiembre de 2002, dos hombres que decidieron unirse entre sí, de nombre Horst Michael y Johanan Franz Kopf, iniciaron una polémica apoyados por la ONU y el lobby gay internacional para obligar al ayuntamiento de Viena a casarlos “legalmente”, pues alegó en respuesta que sólo podían contraer matrimonio dos personas de diferente sexo.

Este caso individual fue llevado “hasta sus últimas consecuencias”, y se sentó la jurisprudencia de que “La Comisión Europea de Derechos Humanos no obliga a ningún Estado a ampliar el derecho al matrimonio a las parejas homosexuales (…) el matrimonio es claramente entendido como la unión entre un hombre y una mujer”. El mismo está compuesto por 47 países de los que los académicos y especialistas discutieron el caso y llegaron a esa conclusión final.

Por un caso

En 1973 dio inicio la “legalización” del aborto y se llevó el caso “Roe contra Wade”, impulsado fuertemente por las farmacéuticas para iniciar este que sería el gran negocio del siglo, porque defender los derechos de las mujeres ha sido lo que menos importa.

Norma McCorvey, alías “Roe”, reveló su nombre real en los años 80 y aclaró que ella no había sido violada como había denunciado en un principio.

Ella lo había dicho sólo para obtener permiso para un aborto y acelerar su caso.

En el momento en el que su caso había terminado, su hija tenía dos años y había sido entregada para adopción.

Después de haberse volcado a la religión, McCorvey dijo que haber sido parte de la decisión de legalizar el aborto “fue el mayor error de mi vida”.

Esta política de sentar jurisprudencia de presentar casos que no han sido reales para presionar a nivel internacional, lo han seguido países como México sin ningún sustento jurídico real, y sólo por “excepciones” se establecen ordenamientos autoritarios para toda la sociedad, muchas de las veces también con el apoyo de medios de comunicación incondicionales.

En México Rosario Robles Berlanga ha sido una de las principales impulsoras de la “cultura de la muerte” gracias a quien se creó la “Ley Robles” que en nuestro país ha superado los 2.5 millones de abortos, con el argumento recomendado por el lobby gay internacional de “darle legalidad” a lo ilegal y que atenta contra la vida. Sabían que con ello los estados comenzarían a reformar leyes, como lo siguen haciendo hasta ahora con argumentos falsos.