Congreso de Iowa prohíbe aborto al detectarse latidos del corazón

0
526

Sólo en Estados Unidos han exterminado más de 60 millones de bebés.

Congresistas de Iowa, Estados Unidos, dieron marcha atrás al aborto en esa región, al detectarse el latido del corazón entre las 6 y 7 semanas de embarazo, tras la firma este viernes 4 de mayo de la gobernadora Kimberly Kay Reynolds, mientras trasnacionales y políticos del país del norte presionan con amenazas para dar marcha atrás, o de lo contrario, dicen, demandarán al Estado.

“La ciencia y la tecnología han avanzado significativamente desde 1973. Es hora de que la Corte Suprema evalúe el tema de la vida. Le ha tomado décadas a la ciencia ponerse al día con lo que muchos han creído desde el principio, que es un bebé”, dijo la republicana Sahannon Lundgren, defensora de la vida.

El fallo Roe vs Wade legalizó el aborto en todo Estados Unidos en ese año, tras polémico caso que después se descubrió su planeación, pero que al convertirse en ley ha permitido desde entonces el exterminio legal de más de 60 millones de bebés en el vientre materno, beneficiando a trasnacionales dedicadas al “negocio de la muerte” como la Plannet Parenthood, con 3.5 millones de abortos en los últimos años.

El Congreso de Iowa aprobó una propuesta de ley que prohíbe el aborto después de detectarse el latido del corazón del bebé no nacido, conforme al Archivo Senatorial 359 que sería considerada una de las leyes más restrictivas para el aborto en ese país norteamericano.

En la Cámara de Representantes obtuvo 51 votos a favor y 46 en contra. Horas más tarde, el Senado lo ratificó con 27 votos contra 19.

Ahora la decisión definitiva depende de la gobernadora Kimberly Kay Reynolds, por quien se hace oración en este momento para que valide la reglamentación.

“La gobernadora Reynolds es 100% antiabortista y nunca dejará de luchar por los no nacidos”, dijo su secretaria de prensa Brenda Smith en reciente correo electrónico, a la agencia The Associated Press.

La propuesta central es evaluar a las mujeres antes de practicarles el aborto, para determinar la presencia de latidos cardíacos fetales.

La senadora Amy Sinclair, autora del proyecto de ley, dijo que la presencia de un corazón que late es “indicación de la vida de otro ser humano”, toda vez que según los científicos y testimoniales presentados, los latidos cardíacos del feto se pueden detectar de las primeras semanas de embarazo.

El Estado de Iowa prohibía la mayoría de los abortos después de 20 semanas, lo que ya lo convierte en uno de los estados que más protege el derecho a la vida de los no nacidos en dicho país tan convulsionado por la descomposición social, donde además del aborto, el suicidio y la drogadicción alcanzan los primeros índices de mortandad.

Norma McCorvey, nombre real de Jane Roe confesó haber sido manipulada para aceptar seguir el histórico juicio en la Corte de Estados unidos tras haber dado a luz, argumentando violación, pero después se arrepintió y quiso apelar, y al no lograrlo, se convirtió en defensora de la vida y exhibió el engañado y a sus patrocinadores.

La misma metodología se presenta en varios países para justificar el asesinato de millones de inocentes en el mundo, casos que aunque planeados por grupos proabortistas, son llevados a la Corte tras distintas campañas mediáticas en las que casi siempre se pone a la mujer como víctima de violación, descubriéndose que esas “violaciones” han sido también “planeadas” para conseguir los objetivos internacionales y hacer de los no nacidos uno de los negocios más lucrativos como ha quedado plasmado con diversos testimoniales.