Todos somos llamados a ser santos

0
666
Pope Francis smiles as he arrives to lead his general audience in St. Peter's Square at the Vatican Oct. 22. (CNS photo/Paul Haring) See POPE-AUDIENCE Oct. 22, 2014.

El Papa Francisco puso en claro que la santidad no es privativa “o exclusiva” para los obispos, sacerdotes, religiosos o religiosas, porque “todos nosotros, todos, somos llamados a ser santos viviendo con amor y ofreciendo cada uno su propio testimonio en las ocupaciones de cada día, ahí donde se encuentra”.

En este sentido, aseguró que “toda actividad –el trabajo y el descanso, la vida familiar y social, el ejercicio de las responsabilidades políticas, culturales y económicas-, toda actividad, sea pequeña, sea grande, si es vivida en unión con Jesús y con actitud de amor y de servicio, es una ocasión para vivir en plenitud el Bautismo y la santidad evangélica”.

El Pontífice dio estar palabras al reflexionar sobre el pasaje evangélico del domingo, en el que “Jesús se presenta como la vida verdadera y nos invita a permanecer unidos a Él para poder dar mucho fruto”.

Comentó que “la vid es una planta que forma una cosa sola con los sarmientos; y los sarmientos son fecundos solamente en cuanto están unidos a la vid. Esta relación es el secreto de la vida cristiana y el evangelista Juan la expresa con el verbo ‘permanecer’, que en el pasaje de hoy se repite siete veces”.

“Permanecer en mí, dice el Señor; permanecer en el Señor”, alentó el Papa.

“Se trata de permanecer en el Señor para encontrar el valor de salir de nosotros mismos, de nuestras comodidades, de nuestros espacios restringidos y protegidos, para adentrarnos en el mar abierto de las necesidades de los demás y dar amplio respiro a nuestro testimonio cristiano en el mundo”, detalló.