La Fazenda de la Esperanza: agonía y desinterés

0
958

A casi un año de ser colocada la primera piedra de una magna obra en nuestro país, y que serviría como muro de contención para detener la descomposición social, con un en esquema probado en otras naciones para salvar a adolescentes y jóvenes de las principales adicciones, el proyecto quedó estancado debido al desinterés manifiesto de funcionarios de gobierno que prefirieron invertir los recursos del pueblo en proyectos contrarios al bien común.
Se trata de La Fazenda de la Esperanza, sobre la cual como se recordará el Papa Francisco envió un mensaje de aliento, principalmente a los jóvenes, y que transmitió FUTURO con un vehemente llamado a luchar por la vida.
Se dejó pasar esta gran oportunidad de salvar vidas y almas; hoy se viven las consecuencias.
Aguascalientes fue el lugar elegido ante flagelo de la descomposición social, y la omisión de las pasadas administraciones que ahora, ante el cambio de gobierno, desafortunadamente, es más evidente según reconoció la Santa Sede que conoció de la embestida contra el Papa Francisco y toda la iglesia a través de varios eventos llevados a cabo en la UAA al apropiarse el lobby gay de nuestra máxima casa de estudios, y que la mayoría de los medios informativos ocultó.
Hoy trascienden las consecuencias, hasta con intentos de suicidio, abortos, droga, etc.
La primera piedra se colocó el 31 de enero pasado, con la presencia del obispo José María de la Torre Martín, la señora Yolanda Ramírez de Orozco, presidenta del DIF estatal y otros funcionarios, asegurándose que en este primer año quedaría lista la mayor parte de la infraestructura, y vemos que al día de hoy las obras fueron suspendidas y ni siquiera hay indicios de que alguien haya trabajado en las últimas semanas.
Como se informó oportunamente a través de las redes sociales y de la edición impresa, el lugar está a unos metros de la carretera 45, a poca distancia de Rincón de Romos y cuenta con una superficie de seis hectáreas, con características de que además del Monumento, estaría la Casa de Padrinos y estacionamiento, la Capilla, la Casa de Internos y salón de Usos Múltiples, lo cual no existe.
Para este año estaría lista la infraestructura para talleres de serigrafía, artesanía, carpintería, panadería, embutidos; cancha de futbol, de basquetbol, alberca y gimnasio, y en la otra etapa, La Granja –con extensión de 120 metros cuadrados- y tierra de cultivo con 17 mil 500 metros cuadrados.
El sacerdote Julio Guerrero diría que la Fazenda “es diferente a cualquier centro de rehabilitación en el que se les tiene encerrados, en el que van contra su voluntad”, -sin médicos o terapeutas, tampoco con el empleo de medicamentos-. Hablamos de una libertad con responsabilidad, para rescatar a tantos muchachos que han caído en los vicios de la droga, el alcohol, el internet, pornografía, y otras adicciones que ahora inundan los llamados “anexos” que no son lugares apropiados pero que a ellos se recurre al no haber más
El esquema que sostiene el tratamiento es la oración, la fraternidad y el trabajo porque de lo que se trata no es sólo de salvar vidas, sino también almas, que es lo más importante, señaló por su parte Neftalí Salazar Dondiego, también encargado del proyecto cuando hizo la presentación.