Histórico nombramiento

0
641

Hace unos momentos fue elegido y tomó protesta como nuevo presidente de la CEDH el profesionista, comunicador y humanista José Asunción Gutiérrez Padilla, y en sus primeras declaraciones como tal estableció que le apostará a la prevención de los derechos humanos sin exclusiones, por lo que al mismo tiempo que defenderá la vida y la familia, igual se trabajará para que verdaderamente sean respetados aquellas prerrogativas de los grupos minoritarios, con apego a la legalidad, pues hasta hace poco también la comunidad gay era manipulada por grupos con fines políticos, lo que se evidenció con la composición de las alianzas partidistas.
Fueron 22 de los 26 votos legislativos los que obtuvo quien hasta hace unos meses dirigió uno de los diarios de mayor circulación, El Heraldo de Aguascalientes.
Al término de la ceremonia protocolaria, unos 20 informadores ya lo esperaban a la entrada del recinto legislativo, dando puntual respuesta a cada una de las preguntas y hasta cuestionamientos sobre su elección, sin dejar lugar a dudas.
Gutiérrez Padilla puso en claro que la imagen de la CEDH será cambiada ante la percepción ciudadana de que defendía delincuentes, “a ellos que los defiendan sus abogados, nosotros haremos respetar los derechos de toda la ciudadanía”, promulgó.
Se dijo respetuoso de las decisiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin ignorar tampoco la última resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, -que es la Corte de Estrasburgo-, que estableció el 9 de junio del 2016 que el matrimonio del mismo sexo no es un derecho humano y que “no obliga a ningún Estado a ampliar el derecho al matrimonio a parejas homosexuales”, y emitió que “los Estados son libres de reservar el matrimonio únicamente a parejas heterosexuales y gozan de un margen de apreciación para decidir acerca de la naturaleza exacta del estatuto otorgado por otros modos de reconocimiento jurídico”.