Silencio cómplice daña a la juventud

0
793

A medida que transcurren los meses, semanas, días u horas, la sociedad de Aguascalientes, del país y tal vez del mundo, no deja de sorprenderse por el avance de la descomposición social que de manera decidida impulsan grupos radicales desde diversos ámbitos; ahora han involucrado, también, a nuestra máxima casa de estudios, la UAA, con la anuencia de quienes toman las decisiones importantes.
Pero lo verdaderamente preocupante es el grado de impunidad con el que se desenvuelven esos extremistas que abrigan el libertinaje, amparados organizaciones de supuesta educación “cultural” o “sexual”, como lo evidenció FUTURO en su edición del número 359 del 15 de septiembre del año pasado.
Más allá de las creencias religiosas, se pusieron al descubierto las verdaderas intenciones del lobby gay internacional, con la apariencia de la “Segunda Jornada de Salud Sexual” que por tres días se llevó a cabo en el auditorio “Ignacio T. Chávez”. Dimos cuenta del llamado a los jóvenes de enfrentar a sus padres faltándoles al respeto, porque recibieron la consigna de que saben más que sus progenitores; se les propuso hablarles de “tu”, ignorar a sus maestros y tener sexo con y cuando “tengan la necesidad y quieran”, que al final de cuentas eran sus “derechos”.
Se hizo un llamado para que la juventud, estudiantes o egresados de la UAA, se burlen también de la Santísima Trinidad y se agreda y se descalifique a sacerdotes, obispos y al propio Papa Francisco “por meterse donde no deben”.
Se envió la consigna de: “ni Dios, ni patrón ni marido” que inquietó a amplios sectores, pero también que era su “libertad y decisión” drogarse y embriagarse para “vivir al máximo” la vida. Las gráficas publicadas en las páginas 8 y 9, fueron elocuentes, entonces se consideró una “exageración.
“Entra a la UAA la ideología de género, se burla de la Virgen y ofende a Dios”, y pese a las evidencias Mario Andrade Cervantes y francisco Javier Avelar González guardaron silencio, para tiempo después justificar tal promoción por ser parte “de los derechos humanos”. La promoción de conductas sexuales y preservativos por algunas compañías, fue bienvenida por las propias autoridades estatales y municipales que avalaron el mismo con las respectivas representaciones, sin omitir al sector productivo local que jugó un papel relevante en la organización del mismo, motivo por el cual recibió público reconocimiento la dirigente de ACOCEN María Guadalupe González Madrigal.
Las consecuencias no tardaron mucho en trascender, ya no podían ocultarse por más tiempo. Como consecuencia inmediata y notoria fue el deplorable espectáculo que a principios de febrero pasado más de 500 jóvenes protagonizaron en un lugar conocido como “El Sabinal”, con todos los excesos en algo que la prensa local calificó de “orgía monumental”, con tremendas consecuencias de tipo.
Pero sólo es una muestra de tantas que ocurren hoy en día como consecuencia de esa manipulación de que fueron objeto cientos de jóvenes universitarios. No han sido pocos los padres de familia que se han llevado desagradables sorpresas en confiar que sus hijas van a clases, encontrándose hechos verdaderamente estremecedores con evidencias en sus celulares que sería el tema central de cuántos medios protagonistas, al caer “en malos pasos”. Peor al ver que las fotografías aparecen en ciertas páginas sobre lo cual no vale la pena ahondar.
A sido motivo de risas “la noticia” de que un profesor fue denunciado por realizar “tocamientos” a tres jóvenes, y que se iban a deslindar responsabilidades, a sabiendas de que se oculta, y que a decir de los propios estudiantes ocurre “desde siempre” porque desde rectoría se tolera y hasta se promueve. El tema tiene que ver con redes criminales de ciertos “servicios” que en la UAA y padres de familia conocen perfectamente ante las “ofertas” en páginas de internet socorridas por todas las preferencias sexuales.
Lo peor del caso es que ninguna autoridad ha querido intervenir ante esta problemática, al grado sólo de “lamentar” los sucesos como el de El Sabinal y la aparición de fotografías semi-desnudas en las referidas páginas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here